Actualizado
jueves, 25 mayo 2017
17:14
h
URGENTE

“El sector está más maduro para soportar los ataques”

Las organizaciones agrarias insisten en que el precio no afecta al consumo
Ver comentarios
  • ESTANTERÍAS. Botellas envasadas y dispuestas en un supermercado para su venta.
    ESTANTERÍAS. Botellas envasadas y dispuestas en un supermercado para su venta.

Las cooperativas de olivareros, las almazaras e, incluso, las industrias están cansadas de que el zumo de la aceituna sea un producto reclamo. De ahí que, pese a que durante la primavera se vieron algunas ofertas, solo hay que mirar los catálogos de establecimientos de alimentación para constatar que el aceite de oliva “bueno, bonito y barato” ha desaparecido. “Esta situación obedece a que, por fin, las leyes de la oferta y la demanda se cumplen. Tenemos menos excedentes que otros años, pero esas caídas en los precios que hemos visto en campañas anteriores no eran normales”, afirma Juan Luis Ávila, secretario general de COAG en Jaén.

Asimismo, continúa: “Hemos tenido ataques, pero el sector se muestra más maduro y profesional y ha sido capaz de mantener los precios”. Por otro lado, el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Jaén, Cristóbal Cano, señala: “El aceite no se comercializa por sí solo. No es cierto ese refrán que dice que el paño bueno en el arca se vende. La situación de precios obedece a las estrategias de promoción y a la vocación exportadora de muchas empresas. Hemos avanzado, pero nos queda aún mucho por hacer. Competimos con olivares superintensivos que ofrecerán costes de producción mucho más bajos, por lo que Jaén tiene que salir al mundo ligado a la calidad y a las marcas que dictan su prestigio, como es el nombre de la provincia o de Andalucía”.

El vicepresidente de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía y jefe de los servicios técnicos de Asaja, Cristóbal Gallego, añade: “Nos queda muy poco aceite de esta campaña, por lo que iremos a una transición entre una cosecha y otra bastante ajustada. El mercado ofrece signos positivos, como las salidas en julio de las fábricas que se han situado en alrededor de 125.000 toneladas. El girasol ha favorecido la disponibilidad en el mercado”.