Actualizado
jueves, 22 junio 2017
18:47
h
URGENTE

El teléfono fijo, en peligro de desaparición en la provincia

La penetración del uso en la población baja hasta un 32,3 por ciento
  • CONECTADA. Una mujer hace uso de un teléfono fijo con cable, cada vez menos común en los hogares.
    CONECTADA. Una mujer hace uso de un teléfono fijo con cable, cada vez menos común en los hogares.

Todo cambio conlleva efecto secundario, y con la evolución de la tecnología no es diferente. Hace tiempo que los “smartphones” llegaron a las vidas de los jiennenses para quedarse, con la consecuencia de reducir el número de teléfonos fijos en los hogares. De hecho, Jaén se encuentra dentro de las 10 provincias con menos líneas por cada 100 habitantes. En concreto, un 32,3 por ciento de penetración en la población.

Las cabinas de teléfono de la ciudad se han quedado obsoletas y los aparatos permanecen en los hogares prácticamente como un adorno más, tal como reflejan los datos del estudio realizado por Kelisto.es con motivo de la celebración del “Mobile World Congress 2017”. Es común ver por las calles de la capital a los viandantes con la vista más centrada en los móviles que en lo que ocurre en su entorno, y esa actividad se traspasa después a la intimidad de su casa donde es más “cómodo” usar el pequeño mecanismo tecnológico que levantarse a por el “inalámbrico”, como se llamaba entonces. El número de líneas de telefonía móvil de contrato en España ya duplica al de fijas, y la diferencia seguirá en aumento los próximos años, según el mismo análisis de mercado. El cambio de paradigma en la última década es notable. En la actualidad existen 38,6 millones de líneas de contrato móvil en el país.

Sin embargo se registra menos de la mitad de telefonía fija, 19,04 millones, con una penetración de 41 líneas de teléfono fijo por cada 100 habitantes. Estas cifras son reflejo del cambio de tendencia en la forma en la que se utilizan los servicios de telefonía. Los contratos de móvil han crecido un 55,5% los últimos 10 años —en 2006 existían 24,8 millones de líneas móviles de contrato—, mientras que el número de telefonía fija ha bajado un 4,4% durante el mismo periodo, de 19,87 millones de contrataciones en diciembre de 2006 a 19,04 millones a día de hoy.

Isidro Moral es testigo de la evolución que han sufrido las costumbres de comunicación de los jiennenses. Es propietario de Sonitel, uno de los últimos negocios de venta de aparatos telefónicos y electrónicos situado en la Avenida de Madrid desde 1971. A lo largo de esta décadas ha vivido los cambios en primera persona. Su pronóstico, por el contrario, es más positivo que el que reflejan los estudios. “Las ventas prácticamente no han bajado o se han notado muy poco”, asegura.

Aun así subraya que su clientela supera los 40 años, en referencia a que el “público joven” opta por otro tipo de servicios y no frecuenta tanto su negocio. “Suele ser un usuario al que se le ha estropeado el aparato o por el tipo de contrato que tienen, la compañía se lleva el teléfono y deben adquirir otro nuevo”. Habitualmente acuden a su local por recomendación. “Saben que aquí van a encontrar lo que necesitan, hay muy pocos negocios en Jaén donde se vendan aparatos fijos, por lo que los mandan de otras tiendas”. Moral es consciente de que hay empresas que ofrecen una tarifa solo de telefonía móvil e internet, acorde con los nuevos tiempos. “Tarde o temprano, las ventas irán para abajo, pero todavía queda tiempo”. Destaca cómo también ha afectado a su diseño y muestra una de sus últimas adquisiciones, un modelo con pantalla, agenda e identificador, que incluso recibe mensajes. Los inalámbricos son los más exitosos y con más ventas, por su utilidad. Incluso tiene uno “retro”, en boga con la palabra “vintage”, que posee la clásica rueda de marcación pero con botones para pulsar en lugar de números, que es “para un público muy concreto”, declara el dueño del comercio.

El número de hogares en España que solo tienen instalada la línea de teléfono fija ha bajado al 3,8% del total, frente al 8,9% hace 6 años. Según el Instituto Nacional de Estadística, un 68% de los hogares ya no tiene teléfono fijo en casa. En cambio es la primera vez que el número de hogares con un paquete de servicios que incluye teléfono fijo, móvil, internet y televisión de pago es la primera opción, por delante de solo el fijo, que había sido la opción líder hasta ahora.

TIEMPO. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el uso medio de la línea fija está por debajo de los 5 minutos diarios, 4,46. Es precisamente la mitad que en el año 2009 —8,91 minutos— y peor que en 2011, cuando hubo un ligero repunte hasta los 9,1 minutos diarios. Según la comparación entre trimestres, la caída en los 2 últimos años es del 30%. Unos datos que atestiguan el cambio de medio de comunicación.

Tampoco son mejores los datos en las líneas fijas de los negocios y las empresas comerciales. El tráfico cae también un 20% desde 2014, y por minutos diarios ya está en 6,48 frente a los 10,2 minutos del año 2009. Esto ha generado, en primer lugar, una paulatina caída de los ingresos de las operadoras y, al mismo tiempo, una apuesta por la fibra óptica para ofrecer servicios de televisión de pago.