Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
20:27
h
URGENTE

Las nuevas terrazas ocuparán el sitio de los jardines perdidos

El Ayuntamiento ya tramita las peticiones para el traslado temporal de veladores
  • CAMBIOS. Maquinaria pesada en la calle Cronista Cazabán, lista para las obras.
    CAMBIOS. Maquinaria pesada en la calle Cronista Cazabán, lista para las obras.

Por si alguien quiere hacer un ejercicio de imaginación de cómo será la futura Plaza Deán Mazas, si no se detienen los planes previstos, solo tiene que pensar que, donde están los actuales parterres irán las terrazas de los bares que existen en este rincón de la capital, aunque con algo menos de sillas y mesas. El centro de la plataforma quedará expedito. Hay dos establecimientos con veladores en la calle Pescadería, que tendrán su sitio reservado en la renovada plaza y, en lado opuesto, ocurrirá lo mismo con los locales que están abiertos en Cronista Cazabán. Lo adelanta el concejal no adscrito y vicepresidente de la Sociedad Municipal de Vivienda y Suelo (Somuvisa) Iván Martínez. A este edil el Gobierno local le tiene encomendado el papel de interlocutor con los empresarios afectados por la reforma; un papel que ya le granjeó más de una crítica y el sobrenombre de “concejal de veladores”. Hay que tener en cuenta que los responsables municipales también le pidieron que colaborara en la elaboración de una nueva ordenanza para el uso de los espacios públicos para este tipo de actividades.

Mientras duran las obras, tal y como adelantó este periódico y confirmó ayer el concejal no adscrito, los bares y pub afectados no se quedarán sin sus características terrazas, las que, hasta que comenzaron las obras, montaron en torno a los jardines que desaparecerán una vez que concluya la remodelación, lo que ocurrirá en septiembre. Los veladores se colocarán, provisionalmente, en la calle Pescadería, en un caso a la altura de la residencia de ancianos y, en el otro, más abajo de la entrada al hotel. Los de la acera de enfrente irán a parar al comienzo de Cronista Cazabán, pero pegados al edificio de Hacienda. Las solicitudes para el cambio de ubicación temporal ya están en manos de la Administración local, tal y como apuntó el concejal no adscrito. Ayer, un grupo de ciudadanos particulares acudió a la sede del Ayuntamiento para reclamar que alguien del Gobierno local les diera pelos y señales sobre la intervención y, finalmente, obtuvieron el compromiso de ser recibidos en la Gerencia de Urbanismo por personal municipal, con conocimiento sobre la reforma. Para hoy, aunque no hay prevista una concentración de protesta, sí es probable que, de nuevo, vecinos acudan a la Plaza Deán Mazas para seguir la evolución de las obras.