Actualizado
sábado, 25 febrero 2017
16:52
h
URGENTE

Detenidas veintidós personas en Antequera por tráfico de drogas

El destino final de la marihuana que era cultivada en una nave era Holanda
  • DROGA. Plantación de marihuana que tenían los sospechosos en una nave situada en Villanueva del Trabuco.
    DROGA. Plantación de marihuana que tenían los sospechosos en una nave situada en Villanueva del Trabuco.

La Guardia Civil, en la denominada operación Sativa Petra, detuvo a veintidós personas acusadas de los delitos de Tráfico de Drogas, Tenencia Ilícita de Armas, Defraudación de Fluido Eléctrico, Pertenencia a Grupo Criminal, daños y Usurpación de Identidad. En concreto, cultivaban marihuana en la comarca de Antequera (Málaga) que, posteriormente, enviaban a Holanda.

Se realizaron siete registros en los que fueron aprehendidas 2.219 plantas de marihuana, 88 kilogramos de esta droga dispuesta para su venta, 1,820 kilogramos de hachís, ocho vehículos, 1.385 euros en metálico, dos armas de fuego —un revolver y una pistola—, así como numeroso material para el cultivo y distribución de la droga. En una de las naves registradas, los agentes hallaron un camión con remolque frigorífico con 6.780 kilogramos de naranjas en su interior, cuyo destino era Holanda. Entre la fruta se encontraron oculto quince kilogramos de marihuana y dos de hachís.

La Guardia Civil en el marco de las investigaciones encaminadas a detectar cultivos de cannabis-sativa en la comarca de Antequera inició la operación el pasado mes de mayo, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de varios laboratorios de marihuana diseminados por municipios de la comarca de Antequera y cuya producción era enviada a Holanda para su venta, aunque una pequeña parte de la misma era vendida a pequeña escala en los municipios de la citada comarca. Con esta operación los agentes detuvieron a veintidós personas, y desmantelaron siete plantaciones de marihuana, con las que se desarticularon numerosos distribuidores de droga a pequeña escala en municipios de la comarca de Antequera y a gran escala, cuya distribución final era el país holandés.

El grupo criminal utilizaba la citada nave situada en Villanueva del Trabuco para el depósito y transvase de la droga a camiones que posteriormente la transportaba fuera de España. Este grupo criminal se encontraba perfectamente estructurado y jerarquizado y cada miembro tenía las diferentes misiones debidamente distribuidas. Uno de ellos, en el momento que iba a ser detenido, intentó darse a la fuga llevando en sus manos una bandolera. Los agentes de la Guardia Civil frustraron la huida, y encontraron dentro de la bandolera una pistola y un revólver, ambos dispuestos para hacer fuego en cualquier momento.