Actualizado
sábado, 18 agosto 2018
17:13
h
URGENTE

El abogado de Juana Rivas renuncia a su defensa y provoca la suspensión del juicio

Ver comentarios
|
14/06/2018
  • El abogado de Juana Rivas renuncia a su defensa y provoca la suspensión del juicio.
    El abogado de Juana Rivas renuncia a su defensa y provoca la suspensión del juicio.

El juicio previsto este jueves en el Juzgado de lo Penal 1 de Granada contra Juana Rivas acaba de ser aplazado hasta el 18 de julio después de que su abogado haya renunciado a la defensa y haya abandonado la sala, pese a la prohibición expresa del magistrado, que ha calificado de “esperpento” lo ocurrido, de lo que deducirá testimonio a la Fiscalía, el Juzgado de Guardia y el Colegio de Abogados de Sevilla.

El abogado Juan de Dios Ramírez ha abandonado el estrado, dejando sola a Juana Rivas en el banquillo de los acusados, después de que el juez no haya aceptado su petición de suspender la vista.

Lo ha pedido alegando que se ha desvinculado en los últimos tiempos de la defensa de la madre de Maracena, de modo que no ha tenido tiempo para prepararse este juicio, y que ella desea que sea otro de los letrados del caso, José Estanislao, quien la represente por tener depositada su “confianza plena en él”. Este último letrado está de baja por una úlcera en una pierna que le impide desplazarse.

El juez ha denegado la suspensión al entender que si el letrado Juan de Dios Ramírez ha suscrito el escrito de defensa es porque ha ultimado todos los trámites del procedimiento penal, por lo que de aceptar la suspensión “tendría que sancionarle” porque “qué clase de profesional sería usted”, le ha advertido el magistrado antes de que abandonara la sala.

Igualmente, el abogado ha renunciado a la defensa y se ha marchado, por lo que el juez ha dado a Juana Rivas tres días de plazo para que elija otro abogado o se le designará uno de oficio, de modo que la vista pueda celebrarse el 18 de julio. Ella ha llegado a “suplicar” que sea su letrado de confianza quien la represente pero el juez le ha advertido de que esto “no es serio”: “El abogado que usted ha elegido se ha levantado y se ha ido” y el otro está “enfermo” y “no sabemos cuando se va a recuperar”.