Actualizado
lunes, 26 junio 2017
22:39
h
URGENTE

Fallece una mujer apuñalada en el barrio de Los Pajaritos

El cuerpo, de 41 años, se encontró en su vivienda del barrio sevillano
Ver comentarios
|
04/04/2017
  • ASESINATO. La Policía acordonó el lugar de los hechos y sigue investigando el suceso sin descartar hipótesis.
    ASESINATO. La Policía acordonó el lugar de los hechos y sigue investigando el suceso sin descartar hipótesis.

La mujer asesinada en una vivienda del barrio sevillano de Los Pajaritos tenía 41 años de edad y era de nacionalidad española, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación. Fue sobre las 9.40 horas cuando el servicio de Emergencias 112 recibió una llamada alertando del hallazgo del cadáver de una mujer en una vivienda ubicada en el número 25 de la calle Perdiz del barrio de Los Pajaritos.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron agentes del Grupo de Homicidios, de la Policía Científica y de Seguridad Ciudadana, así como los servicios sanitarios del 061, que no pudieron hacer nada por salvar la vida de la mujer porque ya había fallecido. La víctima, que vivía sola, presentaba al menos una herida de arma blanca en el cuello.

La Policía Nacional no descarta ninguna hipótesis, ni la de violencia de género ni la de que se trate de un ajuste de cuentas por asunto de narcotráfico, dado que el barrio, y más aún la zona concreta en la que ocurrió el suceso, es de las más conflictivas.

Otro suceso en Los Pajaritos que tiñó de sangre nuevamente el barrio y contribuye a mantener la fama de inseguridad en la zona, escenario habitual de la crónica negra. Este hecho, recuerda al sucedido en 2014, en el que un hombre de 52 años fue encontrado muerto en su casa, también en el barrio de Los Pajaritos, con un cuchillo clavado en su espalda. La víctima, de nombre Fernando, estaba postrada en la cama de su domicilio, en el primero derecha del número 24 de la calle Mirlo. Este mismo piso ya fue escenario de otro crimen: El de Susana Vega Márquez, una joven de 20 años a la que su novio, Enrique Ramírez, descerrajó un tiro en la cabeza cuando sostenía al hijo de ambos en sus brazos. Apenas dos meses después, el líder de una banda de delincuentes, recibió dos disparos en el salón de su casa, en el número 3 de esta misma calle. Sufrió heridas en la pierna pero salvó la vida. En Mirlo, se instalo un argelino Nordine ben Alí, que fue tiroteado en su coche en octubre de 2001 en la esquina de las calles Tórtola y Gavilán. En 2009, la joven Cristina Maestre Real, que tenía un pequeño comercio en la calle Mirlo, fue asesinada por su marido, que la apuñaló en su casa de la cercana calle Cigüeña y luego saltó por la ventana. En 2010 en el número 33, donde Francisco Javier Benítez, mató a puñaladas al novio de su madre.