Actualizado
lunes, 21 agosto 2017
22:21
h
URGENTE

La Junta aprueba sin votos en contra la Ley de Memoria

El parlamento creará una comisión para investigar los crímenes del franquismo
Ver comentarios
|
16/03/2017
  • APROBACIÓN. La presidenta Susana Díaz en la puerta del Parlamento junto a representantes de la memoria histórica.
    APROBACIÓN. La presidenta Susana Díaz en la puerta del Parlamento junto a representantes de la memoria histórica.

El Pleno del Parlamento aprueba, con el apoyo de PSOE-A, Podemos e IULV-CA, y la abstención de PP-A y C’s, la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, que contempla la creación de una comisión de carácter independiente o grupo de trabajo para elaborar un informe sobre lo sucedido en la guerra, dictadura y años posteriores en Andalucía y que será enviado a una supuesta comisión de la verdad nacional, órgano cuya creación defiende el PSOE. Durante la votación fueron rechazadas todas las enmiendas mantenidas para el debate final por PP-A (29) y C’s (43). Todas ellas contaron con el voto en contra de PSOE-A, Podemos e IULV-CA. En el turno de intervenciones de los grupos, la diputada del PSOE-A María Márquez afirmó que era un “día grande para Andalucía” y relató, entre otros, el caso de Ana, una mujer de 97 años que se encontraba en la tribuna de invitados y cuyo padre fue fusilado. “Después de tantos años estas familias siguen buscando a sus seres queridos y claro que la Transición fue buena, señores del PP, pero tiene una asignatura pendiente con ellos”, señaló. Márquez dijo que se niega a que se responsabilice a la izquierda de que no haya consenso en torno a esta ley e insiste en que la normativa “no va contra nadie”. Según defendió, se trata de una ley “de la gente que lleva media vida buscando verdad, justicia y reparación”. Lamenta que PP-A y C’s no se sumen al consenso y advierte de que “no es un día de banderas políticas”. Por parte del PP-A intervino el diputado Juan Ramón Ferreira, que remarcó que su grupo “respalda sin reservas los principios de verdad, justicia y reparación” de los que parte la ley, así como otras cuestiones como el derecho de las familias a localizar los restos de las víctimas y a impulsar actividades de exhumación y, en su caso, identificación de las mismas, pero no apoyan la ley porque no están de acuerdo “en otras muchas cuestiones”. Entre ellas, critica el “enfoque que la ley le da a la educación”, así como a la Ley de Amnistía, que defiende por ser “un abrazo que nos dimos entre todos”. Criticó que la ley que va a salir del Parlamento es un proyecto elaborado por IU que el PSOE hace suyo, y que completa Podemos”.