Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE

La Junta critica la falta de recursos para los migrantes

Jiménez Barrios dice que no es sostenible sin medios suficientes
Ver comentarios
|
10/08/2018
  • INMIGRACIÓN. Un grupo de inmigrantes recién llegadas al país levanta un papel donde agradecen a España su acogida.
    INMIGRACIÓN. Un grupo de inmigrantes recién llegadas al país levanta un papel donde agradecen a España su acogida.

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, advirtió ayer jueves de que “no parece coherente ni sostenible que se acerquen barcos a los puertos con menores a bordo y al mismo tiempo se afirme que ni hay recursos ni posibilidades de repartir la responsabilidad de éstos entre las comunidades por falta de consenso entre ellas”.

Así lo ha señalado en un comunicado, donde ha considerado que “ahora con un Gobierno más comprometido debe entender” esto. Además, ha trasladado a la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad de España, Carmen Calvo, que la Junta de Andalucía defenderá en la próxima reunión de la Conferencia Sectorial de Migraciones, que se celebrará el día 5 de septiembre, la responsabilidad compartida y más recursos económicos para atender a las personas que llegan a la costas andaluzas y de menores no acompañados.

Jiménez Barrios, ha asegurado que el Gobierno andaluz va a seguir atendiendo como se merecen a estos menores “en condiciones de dignidad y respeto, pues son personas muy vulnerables que atraviesan un drama muy duro en sus vidas”.

Para el vicepresidente, se debe establecer un plan integral como país, “donde las comunidades compartan entre todas, la atención de los menores no acompañados”. “Tenemos que recordar que son personas que tienen que ser atendidas legalmente hasta que cumplan los 18 años”, ha insistido. En este sentido, Barrios ha señalado que “las comunidades autónomas no pueden tener una postura de perfil, y el Gobierno tiene que presionarlas para que se impliquen en este problema”.

Barrios ha mostrado la preocupación del Gobierno andaluz para abordar el problema de la llegada de menores a la comunidad. “Somos conscientes de que el anterior Gobierno del PP actuaba sin previsión e improvisaba en estos asuntos”.

El vicepresidente ha apelado a la solidaridad compartida de todas las comunidades, ya que “tienen que comprender que desde el 1 de enero hasta el 31 de julio, han llegado a las costas andaluzas más de 3.700 menores, y el Gobierno andaluz ha realizado un enorme esfuerzo para atenderlos como se merecen.

Marín considera que no hay una política seria

El portavoz y presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos Andalucía, Juan Marín, criticó ayer que no existe una política “seria, coherente y común” de inmigración “ni un Gobierno serio y estable” que pueda reclamar a la canciller alemana, Angela Merkel, “una solución de una vez por todas” a esta situación en Europa.

Así lo ha señalado en rueda de prensa Marín, quien ha destacado que “ni el Gobierno central ni la Junta tienen respuesta a la crisis migratoria que se vive en el país y a la que hay que dar una solución por parte de la Unión Europea”.

En Andalucía llegan diariamente “Aquarius”, en referencia al buque de Valencia con 629 migrantes rescatados por SOS Meditarranée y Médicos Sin Fronteras.

El PP ve “incapaces” a
la Junta y al Gobierno

El PP criticó ayer los “bandazos” que el Gobierno central y la Junta de Andalucía están dando ante el problema de la inmigración ilegal y la falta de ayuda a los municipios de la costa andaluza que están recibiendo inmigrantes.

En rueda de prensa, el portavoz de Infraestructuras del PP en el Parlamento andaluz, Juan Bueno, manifestó que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha demostrado en poco tiempo la “incapacidad” de su Ejecutivo para resolver este problema, lo que le ha llevado a hacer una “política de bandazos”. Tras recordar que 500 inmigrantes llegaron el miércoles a Cádiz y otros 100 tuvieron que dormir en una embarcación en Motril porque no había sitio para acogerlos.