Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
12:03
h
URGENTE

Los afectados por las riadas en Málaga mantienen la protesta

El Gobierno aprueba la declaración de la comarca como zona gravemente afectada
Ver comentarios
|
03/11/2018
  • EN EL CONGRESO. Vecinos de Campillo y de Teba piden la declaración de zona catástrofica para la comarca.
    EN EL CONGRESO. Vecinos de Campillo y de Teba piden la declaración de zona catástrofica para la comarca.

Más de 400 vecinos de la comarca de Antequera (Málaga), concretamente de los municipios de Teba, Campillo y Ardales que fueron los más afectados por las fuertes lluvias de hace dos semanas, protestan a las puertas del Congreso de los Diputados para exigir al Gobierno la declaración de zona catastrófica de estos territorios que sufrieron las consecuencias del temporal. Allí conocieron que el Consejo de Gobierno aprobó la declaración de zonas afectadas gravemente por una emergencia de protección civil. Esta declaración conlleva ayudas extraordinarias para los afectados por las inundaciones. En concreto, las ayudas estarán exentas de tributación en el Impuesto para la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha subrayado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la capacidad de coordinación, ayuda solidaria y la responsabilidad del Gobierno “en esta circunstancias” que cuando ocurre lo hace de forma “bastante rápida”. La ministra ha dicho que el Gobierno quiere estar “siempre en todo el territorio” en el marco de la ayuda y necesaria responsabilidad junto con el resto de las administraciones públicas.

Mientras tanto, los 400 vecinos desplazados a Madrid no se fían y aseguran que mantendrán la protesta. Así lo explicó el alcalde de Teba, Cristóbal Corral: “No vamos a dejar las movilizaciones”, insistió. Al hilo, dijo que quieren que, a partir de ahora, la comarca se empiece a recuperar con la declaración como zona catastrófica, puesto que las últimas lluvias supusieron “la bancarrota absoluta”. “Hoy no se acabarán las movilizaciones, hasta que no llegue el último céntimo que se ha perdido en esta tierra, que ronda los 70 millones de euros en los tres pueblos no vamos a bajar las movilizaciones”, dijo el regidor. Aclaró sentirse “extrañado” de que, “a pesar de tener un Gobierno que lleva haciendo políticas de gestos”, se hayan hecho cosas “sin profundizar en políticas reales” fruto de “promesas” sobre una declaración de zona catastrófica que no llegó el pasado 26 de octubre con el Consejo de Ministros que se llevó hasta Sevilla. “Nos dolió bastante”, señaló, al tiempo que dijo que el Ejecutivo tiene un “oportunidad única” de “romper y marchar la diferencia” con el gobierno de Mariano Rajoy.