Actualizado
lunes, 21 enero 2019
21:01
h
URGENTE

Un acuerdo “imposible”

Vox pide derogar leyes de género y renunciar a competencias
Ver comentarios
|
09/01/2019
  • NEGOCIACIONES VOX-PP. Santiago Abascal, líder nacional del partido ultraderechista Vox.
    NEGOCIACIONES VOX-PP. Santiago Abascal, líder nacional del partido ultraderechista Vox.

Vox entregó ayer al PP un documento con sus propuestas para apoyar la investidura de Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente de la Junta de Andalucía, una lista en la que se incluye renunciar a las competencias de Educación, Sanidad y Justicia, derogar leyes de género y de memoria histórica aprobadas por Gobiernos socialistas, quitar ayudas a inmigrantes ilegales, comunidades islámicas y asociaciones feministas, y reducir Canal Sur a sólo un canal y con la mitad de presupuesto. Se trata del documento de 19 puntos que el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, cedió a su homólogo del PP, Teodoro García Egea, en la primera reunión que las direcciones de ambos partidos mantuvieron en Madrid y no en Andalucía.

El documento comienza exigiendo que el presidente andaluz del PP haga una declaración institucional a favor de la apertura de “un proceso nacional” de devolución al Estado de las competencias de Educación, Sanidad, Justicia, y Orden Público, cuya generalización en el conjunto del Estado fue pactada por el Gobierno de José María Aznar con el PSOE; y que promueva una propuesta de reforma estatutaria para suprimir el término “realidad nacional” que figura en el texto que PSOE y PP pactaron cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero. La segunda declaración que reclaman a Moreno Bonilla es condenar “el discurso de odio y exclusión que algunos líderes políticos y medios mantienen desde las elecciones del 2 de diciembre contra los votantes y representantes de Vox, con especial condena de los ataques, calumnias y amenazas que se han proferido”.

Abogan también por una reducción de lo que llaman “gasto político” con un recorte “drástico” de las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronales, y asociaciones y organizaciones no gubernamentales (ONGs) “ideológicas”.

Asimismo, Vox defiende crear una Consejería de Familia y Natalidad para apoyar la natalidad y a las familias numerosas, ampliar la red de guarderías, impulsar la adopción y dar asistencia a mujeres con embarazos no deseados para evitar abortos. En relación a materia educativa, plantean la coexistencia de la educación, pública, privada y de iniciativa social (concertada), garantizando que la educación diferenciada no será discriminada, y que se implante un “PIN parental” con el objeto de que los padres puedan excluir a sus hijos de enseñanzas, charlas, talleres o actividades con carga ideológica o moral contraria a sus convicciones.

En su lista, el partido que lidera Santiago Abascal pide derogar las leyes andaluzas de prevención y protección integral contra la violencia de género; de promoción de la igualdad de género en Andalucía; y de los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI, así como la de Memoria Histórica. Sobre inmigración, piden colaborar con la Policía para expulsar a quienes sean ilegales.

Otras propuestas son proteger la tauromaquia y la caza, y acabar con la festividad autonómica del 28 de febrero, establecida por el referéndum que permitió a Andalucía acceder al estatus de comunidad histórica, para sustituirlo por el 2 de enero, aniversario de la toma de Granada que puso fin a la Reconquista. Por último, el documento acaba recalcando que Vox se reserva no prestar apoyo parlamentario a ninguna ley que suponga “implantación, asignación de presupuesto o desarrollo de leyes ideológicas que a su juicio vulneran derechos y libertades”.

El PP ve “inaceptable” el documento de Vox

El PP considera que es “inaceptable” el documento que le ha planteado Vox planteando que el Gobierno de la Junta de Andalucía renuncie a Educación y Sanidad, derogue leyes de género y quite ayudas a asociaciones, entre otras propuestas. Según “Génova”, este tipo de propuestas demuestra que el partido de Santiago Abascal “no quiere un acuerdo” en Andalucía, han informado fuentes del Partido Popular.

En una primera valoración de ese documento, el partido de Pablo Casado considera que a Vox “parece importarle más Vox que los andaluces”. “Se trata de un documento inaceptable por parte del PP. Varios de los puntos son un auténtico despropósito que el PP no puede respaldar”, señalaron desde el PP.

El PP cree que con este documento Vox “demuestra no quiere un acuerdo”. A su entender, si no cambia su postura, Vox estará desperdiciando una oportunidad histórica” para que haya un cambio en Andalucía después de casi 40 años de socialismo.