Actualizado
martes, 28 marzo 2017
18:31
h
URGENTE

La Gala de los Jiennenses del Año 2015, en plena celebración del 75 Aniversario de Diario JAÉN, era una cita más especial si cabe y no pudo estar en mejores manos que las de Irma Soriano. La presentadora y periodista de Andújar, con una reconocidísima trayectoria, dejó muy patente su saber hacer, derrochó cercanía y simpatía, además de emocionarse y emocionar en varios momentos de la ceremonia. Vestida con un espectacular diseño de Alberto Fasán, deslumbró bajo los focos de la Plaza de Santa María.

La presentadora dio la bienvenida a los asistentes en esta fecha marcada en rojo, como dijo, en el calendario de Diario JAÉN, celebrada a los pies de la joya del Renacimiento que es la Catedral, una noche histórica e inolvidable. El viento de Jaén tampoco se quiso perder la Gala e intentó colarse durante los primeros minutos en los micrófonos, pero Irma Soriano tiró de naturalidad para resolver los inconvenientes. Durante la entrega de premios, recordó, emocionada, momentos que la unen a esta ciudad, como el pregón de Carnaval que ofreció, en esta misma plaza, desde el balcón del Ayuntamiento. En aquella ocasión, como en esta, también estaba arropada por su madre, Rafi Bolívar Romero, un apoyo enorme para la iliturgitana.

“Tengo que saludar a Alberto Fasán, que me ha sorprendido por su capacidad de trabajo e ilusión. Es un joven que se lo ha tomado muy en serio”, dijo la presentadora del diseñador cazorleño. Y contó cómo ha sido la creación de este vestido: “Este traje ha nacido con mucha distancia y poco tiempo. Anoche me lo probé y ha trabajado durante la madrugada para terminarlo”. “Las empresas, definitivamente, son las personas. Alberto eres muy grande”, concluyó, y le dio las gracias a todo su equipo. Después, en la fiesta de la Plaza de Toros, no dudó en fotografiarse con todos los invitados que se lo pidieron y también posó con el diseñador, para mostrar en todo su esplendor su trabajo, un vestido de escote en corazón y asimétrico con cola, en intenso rojo y morado.

Irma Soriano también fue partícipe de la gran sorpresa de la noche: la ranchera de Luis del Olmo. Ella lo invitó a subir al escenario para cantar junto con Charanda y bailó y disfrutó la canción con el veterano periodista.