Actualizado
jueves, 19 octubre 2017
20:20
h
URGENTE

Tachan de “entelequia” las obras del futuro “Jaén Plaza”

Hacienda Las Cuevas pide que se aperciba al alcalde por trabas al recurso judicial
  • COMERCIO. Terrenos entre Vaciacostales y el Nuevo Parque Empresarial donde se anunció el parque “Santo Reino”.
    COMERCIO. Terrenos entre Vaciacostales y el Nuevo Parque Empresarial donde se anunció el parque “Santo Reino”.

Con Alvores limpiando los terrenos en los que tiene proyectado el “Jaén Plaza”, el pasado día 7 su rival Hacienda Las Cuevas solicitó, al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que aperciba de un supuesto delito de desobediencia al alcalde, Javier Márquez, o a quien competa en el Ayuntamiento por “obstaculizar” el recurso que interpuso, en abril del año pasado, contra la calificación del suelo urbano ordenado (SURO 6) en el que el grupo almeriense pretende levantar el parque comercial, frente a Las Lagunillas. La mercantil recurrió a la Justicia denunciando que la planificación de los terrenos se había producido “de forma ilícita e incurriendo en fraude de ley”. Pero las “trabas” y el “agravio comparativo” que observa por parte de la Administración local en el urbanismo se han extendido al terreno judicial.

El abogado de la empresa, Francisco Romero, expuso a este periódico que, al requerimiento del juez, la Administración local remitió un expediente “incompleto”: “Pedimos que se ampliara con los convenios urbanísticos del SURO 5 (en Vaciacostales, donde se proyectó el Parque Comercial Santo Reino que promueve Hacienda Las Cuevas) y el SURO 6, y el, 2 de noviembre de 2016, el juzgado le requirió que lo completara”. Le dio 20 días de plazo para que lo hiciera. Pero ya pasan casi 5 meses y, a día de hoy —indica—: “No hay constancia de que haya entregado la ampliación”. Por este motivo, el pasado día 7 la mercantil reiteró la solicitud y pidió, además, a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA que amoneste al responsable por incumplimiento. “Podría haber un delito de desobediencia por no atender al requerimiento”, aventuró Romero, que denunció las “muchas trabas” que el Ayuntamiento “está poniendo” al proyecto que promueve su cliente. “En el caso de ellos [en alusión a Alvores], las subsanaciones urbanísticas ya están hechas; en el nuestro, cada subsanación o firma de papeles que hay que trasladar a la Administración autonómica se demora meses”.

Existe un “agravio comparativo” en “demoras abusivas e injustificadas en los trámites y graves incumplimientos deliberados, tanto de los compromisos adquiridos, como de la legalidad aplicable” que —según pudo saber este periódico— la empresa prepara acciones penales. La superficie comercial que el exalcalde José Enrique Fernández de Moya y el propio Javier Márquez presentaron a bombo y platillo a principios del mandato 2011-2015 está en el limbo, pero, para el abogado de la mercantil, el “Jaén Plaza” es una “entelequia”, algo irreal. “No es humo, porque va avanzando, pero ni de lejos a las previsiones que se van dando”, aseguró.

Remarcó que la empresa únicamente cuenta con licencia para la limpieza superficial del terreno, pero no de obras. Precisó que, ahora mismo, se está constituyendo la junta de compensación, que será la responsable de aprobar el proyecto de urbanización y reparcelación, con carácter previo a la licencia de obras, y, además, tendrá que hacer la adjudicación a la empresa. “¡Y esto —advirtió— no es solo un proyecto de la mercantil, sino que tienen que estar de acuerdo el resto de propietarios!”. Por este motivo, subrayó: “Ahora mismo, todo son entelequias, lo que ocurre es que tener a la opinión pública con la esperanza de la ejecución inmediata [de obras] es mejor que contarle la verdad”.