Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
15:31
h
URGENTE

Berenjenas rellenas

|
15/10/2017

La temporada de la berenjena va desde octubre a abril y, en algunas zonas, según el clima, desde septiembre a mayo. Se pueden cocinar en guiso, rellenas, al horno, rebozadas, fritas, a la brasa, a la parrilla, sofritas, hervidas, al vapor, gratinadas, en crema. Su origen es muy antiguo, desde antes del 2000 a.C. Muchos documentos demuestran que proviene del sur de la India. No se cultivó en Europa hasta finales de la Edad Media, cuando fue introducida en Andalucía por los árabes. Fue llevada a América por los españoles. Parece ser que su nombre procede del vocablo persa “badindjan”, que luego pasó al árabe. Tiene propiedades antioxidantes, por lo que es muy recomendable en la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer. Ayuda a reducir el colesterol y los niveles de glicemia, por lo que es beneficiosa para los diabéticos. Ayuda a prevenir la arteriosclerosis.

Elaboración

INGREDIENTES.

Tres berenjenas, 300 gramos de carne picada, 1 cebolla pequeña, 200 gramos de champiñones, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 4 dientes de ajo, 2 tomates, queso rallado, aceite de oliva virgen extra (aove), pimienta, nuez moscada, hierbas aromáticas (opcional) y sal.

ELABORACIÓN.

Lavar y secar las berenjenas. Partirlas por la mitad, a lo largo. Precalentar el horno 10 minutos a 200°C. Con un cuchillo, hacer un corte profundo a todo el alrededor, pero sin llegar al fondo, y en diagonal, en forma de rombos. Colocar en las bandejas de horno. Salpimentar, rociar con aceite de oliva y hornear de 15 a 20 minutos. Dejar enfriar un poco, sacar la carne de la berenjena con una cuchara, picar y reservar. A continuación, limpiar las verduras y picar. En una sartén, freír la cebolla y los champiñones. Añadir los pimientos y los ajos. Una vez pochados, incorporar la carne picada. Verter las especias y la sal al gusto.

Remover de vez en cuando. Cuando la carne esté bien cocinada, incorporar la carne de la berenjena y el tomate. Freír, removiendo de vez en cuando.

Rellenar todas las medias berenjenas en la bandeja de horno cubrir con queso rallado y volver a hornear. Lo suficiente para que se dore el queso rallado.

Un consejo: si no se está a dieta, se puede rociar las berenjenas con bechamel antes de incorporarle el queso.

Servir caliente con una copita de vino.