Actualizado
viernes, 18 agosto 2017
13:35
h
URGENTE

Ensalada de patata

Ver comentarios

Cuando llega la calor, una buena opción para comer son las ensaladas, ya que suponen una comida saludable y ligera, apenas precisa preparación y apetecen bastante si las tomas fresquitas. Uno de los ingredientes estrella de esta ensalada es la patata, un alimento con un alto contenido en hidratos de carbono que nos aporta la energía necesaria para afrontar el día.

Otro ingrediente es la alcaparra, fruto del alcaparro o alcaparrera, que se encurte en una solución de vinagre y sal para su uso como aperitivo o aderezo. Tiene propiedades diuréticas, depurativas, astringentes, expectorantes... Puedes prepararla con antelación si dejas el aliño para el momento de servir. Puede ser un primer plato perfecto o un plato único en la cena. Esta receta va genial con aceite, sal y vinagre. Y queda deliciosa cuando deshaces la yema del huevo entre el aliño. Cuidado con el pan a la hora de mojar. Pero te ofrezco un aliño alternativo que es delicioso y muy refrescante.

Remover los primeros minutos para que las yemas queden centradas. Cocer durante 10-12 minutos, dependiendo del tamaño del huevo o del número. Para evitar que la cáscara se pegue, preparar un recipiente con agua fría y un poco de hielo y dejar que se enfríen ahí por completo.

Cocer las patatas con la piel y sal en una cacerola con agua. Dejar enfriar y pelar. Trocear los tomates, los huevos y la cebolleta. Colocar todos los ingredientes en una fuente y regar con alcaparras.

En el vaso de la batidora triturar todos los ingredientes del aliño. Guardarlos en el frigorífico junto a la fuente con la ensalada. Añadir el aliño justo en el momento de servir. Procura que esté bien fría.

Elaboración

INGREDIENTES.

Patatas nuevas pequeñas, tomates, 2 huevos, cebolleta, alcaparras.

PARA EL ALIÑO.

alcaparras o pepinillos en vinagre, mostaza, aceite de oliva virgen extra (AOVE), vinagre y sal.

RELLENO Y DECORACIÓN.

Cocer los huevos hasta que estén duros. Reservar y enfriar. Consejos: Haz un pequeño orificio en el lado más ancho del huevo con la ayuda de un alfiler para evitar que se rompa al calentarse. Pon agua a calentar en una olla y, cuando rompa a hervir, introducir los huevos con cuidado de no golpearlos. Ayúdate con una cuchara.