Actualizado
sábado, 24 junio 2017
22:15
h
URGENTE

Tarta de
galletas María

Ver comentarios
|
29/01/2017

La tarta de galletas es un clásico de nuestra infancia que, aun cuando la preparo hoy, me transporta a esas tardes con mi abuela y mi madre poniendo la cocina patas arriba. Así que, guardo recuerdos inolvidables con mis primos, con tardes llenas de juegos al aire libre. Mi abuela era la encargada de montar las claras a mano y, en lugar de manga, usaba una bolsa que cortaba en la punta para acabar la decoración. Aún sonrío al pensar cuando todos hacíamos una larga cola para que nos enchufaran la “bolsa-manga” en la boca de cada uno con lo que sobraba. Estos recuerdos los comparto hoy con mis hijos e intento crearles los suyos propios compartiendo momentos especiales con ellos en la cocina. Te animo a que hagas esta tarta con ellos, ya que es fácil de elaborar, no necesita horno y disfrutarán de lo lindo con el montaje. La estética del resultado es lo de menos. Déjales que exploren su creatividad. Seguro que te sorprenden.

Elaboración

INGREDIENTES.

Un paquete de galletas tipo María, 2´5 litros de leche entera, chocolate a la taza, natillas o flan en sobre, Maizena, licor al gusto (café, ponche,...), coco rallado, claras de huevo, azúcar al gusto, una pizca de sal, unas gotitas de limón.

PREPARACIÓN.

De un litro de leche, reservar un vaso y poner el resto a hervir. En el vaso, echar varias cucharadas de chocolate en polvo y azúcar al gusto. Personalmente, me gusta echar un par de cucharadas de Maizena, para que quede más espeso. Remover bien. Cuando empiece a hervir, verter sin dejar de remover. Apagar y reservar. Con el otro litro, hacer lo mismo. Preparar las natillas con dos cucharadas de Maizena y azúcar y reservar. En un cuenco, poner el 1/2 litro de leche restante y añadir un buen chorreón de licor. Preparar una fuente de cristal amplia. Mi abuela usaba una fuente de piedra amplia (un tinajón) porque éramos muchos.

Coger las galletas de una en una e ir mojándolas en la leche. Colocar en el fondo de la fuente hasta cubrir el culo. Poner una capa de chocolate encima. Otra de natillas y vuelta a poner otra de galletas. Así, sucesivamente, hasta acabar con una capa de chocolate.Montar las claras con el azúcar, la sal y el limón. Meter en una manga (o bolsa). Espolvorear con coco rallado y decorar al gusto con merengue.

Consejo: Servir bien fría. Y si es de un día para otro, mucho mejor.