Actualizado
jueves, 25 mayo 2017
19:28
h
URGENTE

Unas jornadas con mucho gusto

Asociaciones vecinales clausuraron el taller de cocina y gastronomía marteña
  • COLABORACIÓN. Vecinos de La Noria y de San José de la Montaña participan en las jornadas que pretenden recuperar la gastronomía marteña.
    COLABORACIÓN. Vecinos de La Noria y de San José de la Montaña participan en las jornadas que pretenden recuperar la gastronomía marteña.

Vecinos de las asociaciones La Noria y San José de la Montaña clausuraron el taller de cocina, aceite y gastronomía marteña, que comenzó a finales del pasado mes de octubre. En esta cita, se degustaron diferentes platos elaborados por los participantes y se presentó el libro con las recetas en el que todos colaboraron.

La sede de la Asociación de Vecinos La Noria en el Nuevo Martos se transformó, por una noche, en el escenario de una de las mayores degustaciones gastronómicas de la Ciudad de la Peña. Cerca de treinta vecinos elaboraron sus mejores recetas para celebrar la clausura del taller que, desde hace quince años celebran de la mano de otras asociaciones vecinales y en la que este año participó la asociación de San José de la Montaña.

La presidenta de La Noria, Ana Salvador, dijo que el objetivo de estos cursos es la preservación de la gastronomía marteña, con las aportaciones de diferentes asociaciones vecinales y con el aceite de oliva virgen extra como principal protagonista. Prueba de este protagonismo es que, este año, el taller también contó con una jornada, dedicada a la cata del aceite, que impartió el experto de la almazara de Pydasa, Jesús Gálvez. Según Salvador, fueron tres jornadas intensas dedicadas a la cocina marteña en las que, en sus palabras: “También hemos tratado de recuperar algunos platos muy típicos y desconocidos de Martos como el Remojón Marteño, una receta muy antigua y sencilla que nos facilitó Eduardo Codes, el propietario de Pydasa”. Según apuntó Salvador, además de por la colaboración entre asociaciones de vecinos el taller destaca, según ella: “Por el protagonismo que damos al aceite de oliva, auténtico oro líquido de nuestra tierra que nunca valoramos en toda la grandeza que merece”. Recordó que, a su juicio, “el peor de aceite de oliva siempre será el mejor aceite del mundo”. Ana Salvador agradeció a Carolina Molina el haber recogido las recetas presentadas por los vecinos y su esfuerzo en la redacción, diseño y edición del libro de recetarios, en el que todos han participado.

Por su parte, Virgilio Domínguez, presidente de la Asociación San José de la Montaña, agradeció la acogida dispensada por los vecinos de La Noria y la participación y las atenciones de todos con la organización del taller. Francisco José Miranda, concejal de Presidencia, dijo que la degustación de clausura era “solo una de las bondades del taller, a las que había que sumar la colaboración de las dos asociaciones para la realización del curso centrado en la aceituna y el aceite de oliva, un producto excelente que es la seña de identidad de nuestra ciudad”. Miranda manifestó también su apoyo para seguir propiciando este tipo de encuentros y actividades que facilitan la colaboración entre el tejido asociativo de la ciudad.