Actualizado
martes, 28 marzo 2017
18:31
h
URGENTE

El gran sueño jiennense

Carlos Rosales destaca el orgullo de Grupo Alvic de ser embajador de la provincia

El sentimiento jiennense está impreso en cada panel o tablero que sale de las factorías del Grupo Alvic. No es extraño, por lo tanto, que Carlos Rosales, miembro del Consejo de Administración, centrara su discurso en el orgullo que representa llevar por bandera el nombre de Jaén por todos los rincones del mundo. Grupo Alvic, fundada por Alejandro Rosales en 1965, recibió con todo merecimiento el Jiennense del Año en la categoría de Empresa porque en estos cincuenta y un años su expansión internacional ha sido espectacular, sin perder, en ningún momento, el ADN de sus raíces. Carlos Rosales hizo extensivo el galardón al “activo más importante” de la firma: el capital humano. “Por ello —dijo—, apostamos de manera permanente por el desarrollo personal y profesional de quienes conforman nuestro equipo. Ellos son merecedores de estar aquí”, remató. El responsable de Grupo Alvic no podía olvidarse, como es lógico, de la persona que puso en pie la compañía, su padre, Alejandro Rosales, de quien dijo: “Su espíritu emprendedor nos empuja cada día a no desistir en el camino iniciado por él”, subrayó, antes de recordar también a su madre, Mercedes, cuyo “tesón y cariño ha hecho posible que esta familia de empresarios se mantenga unida”, destacó. Grupo Alvic es un referente porque su horizonte está lleno de sueños e ilusiones que van acompañados de “mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio” para que estas “no se esfumen y logren mantenerse con el devenir de los años”, remató un emocionado Carlos Rosales, que subió al escenario acompañado por su hermano Alejandro, compartió el premio con todas las empresas que hacen de Jaén una tierra más fuerte.

Un referente internacional
idcon=12251016;order=10

Alvic es un ejemplo de industria moderna y pujante con una amplia proyección internacional. Resulta un motor generador de empleo y desarrollo en Alcaudete y La Carolina y ahora apuesta por la apertura de una fábrica en California (EE UU), otra en Turquía y una tercera en Rusia para continuar con su expansión en el mercado de Norteamérica. Desde su fundación en 1965, Alvic, que cuenta con la plantilla de 780 empleados, ha experimentado un importante desarrollo industrial, tecnológico y comercial. Dispone de tres plantas industriales, ubicadas en Alcaudete, La Carolina y Vic (Barcelona), que conforman un moderno complejo industrial de más de 150.000 metros cuadrados destinados a la producción de paneles y componentes con diferentes acabados superficiales para su aplicación en todo tipo de mobiliario y decoración. Destaca, del mismo modo, su eficaz red de distribución repartida en más de 80 países.