Actualizado
domingo, 22 octubre 2017
13:52
h
URGENTE

Eleuterio Muñoz: “Jaén bien merece un esfuerzo común”

  • Eleuterio Muñoz, presidente del Consejo de Administración de DIARIO JAÉN S.A., en su intervención junto a Irma Soriano.
    Eleuterio Muñoz, presidente del Consejo de Administración de DIARIO JAÉN S.A., en su intervención junto a Irma Soriano.

Discurso íntegro del presidente de DIARIO JAÉN S. A.

Buenas noches, sean ustedes bienvenidos a la Gala de los Jiennenses del Año de Diario JAÉN.

Autoridades civiles y militares, Premiados, miembros del Jurado, representantes de las asociaciones y colectivos que a diario trabajáis por Jaén, compañeros del Consejo de Administración... Patrocinadores, gracias enormes por arroparnos.

Querido Luis del Olmo, querida Merche, gracias por estar aquí, con nosotros en esta noche tan especial para Diario JAÉN.

“A veces sentimos que lo que hacemos es solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”.

Frase de la Madre Teresa de Calcuta, quien será canonizada por su labor humanitaria, el próximo septiembre.

Pues bien, permítanme que la complete para beneficio común y estarán conmigo que nuestro mar de olivos es menos poderoso si no arrimamos todos el hombro, al unísono y con una única voluntad de crecer en común, así construiremos esa sociedad más próspera y menos dependiente. Recurrente siempre el esfuerzo común, recurrente también siempre el mar de olivos que atesora nuestro paisaje.

Pero vayamos por partes, especialmente hoy, junto a una Catedral con 5 siglos de historia y que debería servirnos de ejemplo supremo, nunca mejor dicho, para forjar nuestro nuevo camino, un mejor camino.

Nuestro camino presente, a la par personal y colectivo, ha sido ejemplar, de recogimiento y de abnegación, sustantivando dos adjetivos tan elocuentes como descorazonadores. Avancemos pues una senda nueva que nos aleje de ese paro estructural y endémico que produce enfermedad social crónica y construyamos entre todos, avancemos entre todos, caminemos entre todos... No nos queda otra... A Jaén no le queda otra, desechemos el lamento y la crítica tan fácil como feroz, tan burlona como cobarde porque a veces se critica queriendo estar de vuelta cuando nunca se ha ido a ningún sitio. Permítanme que lo diga aún siendo una fiesta lo que hoy nos convoca.

Cuando tengamos alguna duda, miremos a la Catedral, nuestra Catedral de Jaén, ejemplo y muestra para las catedrales de Hispanoamérica, que a veces, las mejores vitaminas las tenemos delante nuestra.

Avancemos a la par en economía, que vivir dignamente es derecho inalienable del ser humano...

Si dudamos en el cuánto, no hay mayor ejemplo de esfuerzo colectivo con final feliz, esplendoroso añadiría yo también, que una Catedral construida en 184 años por 9 arquitectos.

Caminemos juntos en derechos sociales, que la justicia es condición sine quanom para cuantos habitamos cualquier lugar del mundo y, especialmente, esta bella tierra del Santo Reino.....Si dudamos en el cómo, no puede haber mayor ejemplo de abrigo y fe que una ciudad nacida en pos de un templo gótico y barroco pero esencialmente Renacentista.

Construyamos juntos una sociedad libre e igualitaria, con trabajo y responsable, y, cómo no cuajada de valores, pero también avanzada culturalmente, que la cultura es una aroma de prosperidad, un bálsamo que agiganta inteligencias y una realidad incuestionable de emprendimiento..... Si dudamos en el por qué, no hay más que mirar la propia Catedral desde cualquier rincón para valorar en toda su dimensión semejante legado cultural que nos dejaron nuestros antepasados y del que nos sentimos orgullosos hoy todos cuantos sentimos el pálpito de Jaén en nuestras venas.

Ellos, jiennenses entregados y sin coberturas sociales ni planes de prevención, la construyeron... A nosotros, a todos nosotros, sin excepción ni deserciones, corresponde ahora mismo, desde nuestro púlpito de gozo y bienestar sazonado de tecnología y sapiencia, trabajar en común para que sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hay que trabajar, esa es la clave, nunca cansarse de trabajar... Por Jaén, para Jaén, que ese mañana igualitario a otras ciudades y a otras tierras debe llegar si seguimos una misma senda de ilusión... Y sobre todo, creernos que vivimos en una tierra maravillosa, con gente maravillosa, y de una historia maravillosamente embaucadora.

Sorprende cómo somos capaces de admirar provincias hermanas y para nada alabamos la nuestra. Es digno de estudio que un cofre como el nuestro haya estado escondido siglos y al abrir el arca viajeros de todos los confines proclamen nuestras maravillas. Cantemos a Jaén, alabemos nuestra tierra, no es tan oscura, ni tan cicatera ni mucho menos tan victimista.

Decía el escritor y dramaturgo francés Alejandro Dumas en su viaje de París a Cádiz en el siglo XIX: “Jaén es una inmensa montaña leonada con el sol mordiéndola... Alumbrada por las antorchas, la gigantesca Catedral parece desafiarla con su altura y su tamaño”.

Sí, efectivamente la Catedral alumbra nuestro devenir, con piedra forjada de sol a sol y luna a luna, ahora no estaría de más buscar otras luces, complementar semejante faro y guía con hechos y realidades.....De nuevo la Catedral como ejemplo para todos los jiennenses, que si hay buenos cimientos, el edificio emerge vigoroso; si hay buena base, todo lo que tenga que venir será bueno.

Contaba el otro día Federico Mayor Zaragoza no lejos de aquí, en los Baños Árabes, esa maravilla que restauró la Diputación y el arquitecto Luis Berges y que supuso la consecución del Premio Europa Nostra... Como decía Mayor Zaragoza manifestaba en tan inconmensurable marco: “Necesitamos que existan referentes en nuestra sociedad, son personas que se muestran como puntos luminosos que marcan el camino que hay que seguir”.

Pues bien, solo con mirar el elenco de los Jiennenses del Año, ya nos aparecen cual mágicas luciérnagas de nuestra niñez hombres y mujeres, instituciones y colectivos, empresas y clubes que en su campo hacen grande el nombre de Jaén. Grande, muy grande lo que han hecho y lo que hacen en la historia de los Jiennenses del Año, esa Galería de Ilustres a la que hoy se suman 8 nuevos nombres. Son los verdaderos protagonistas de la Gala y los nombro empequeñecido por ser tan enorme su trabajo y su constancia, su tesón y su sabiduría, también su innata condición humana:

---Tao Spain Interactive

---Natalia de Molina

---Jaén Paraíso Interior de Fútbol Sala

---Grupo Alvic.

---Santa Capilla de San Andrés

---Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas

---Club de Bádminton de Arjonilla

---ADACEA Jaén.

Fíjense en ellos y en ellas, en masculino, en femenino, en plural y en singular.

Ahora nos vamos a adentrar en su mundo tan especial de compromiso y trabajo y verán cuanto de luciérnagas tienen para nuestra sociedad y cuanto de fábula de la hormiga y la cigarra. Trabajadoras, cooperadoras, pacientes y perseverantes, así es la hormiga y a ellas deberíamos parecernos como dice también una gran mujer de Jaén, la aceitera Rosa Vañó.

Y qué curioso, las hormigas no tienen jefes, son sabias, cooperan entre sí, no son egoístas, nunca están ociosas y solo saben hacer una cosa: trabajar....Como cada uno de ustedes, por el bien de su casa, de su familia, de su pueblo, de su tierra.

Editar un periódico tiene todo de realismo y a la vez mucho de leyenda, es esencia pura de un territorio pero también es épico cómo nace y muere cada 24 horas para atraer cada día la atención de nuestros lectores y de nuestros suscriptores. Quienes formamos parte de la empresa editora asumimos esa singularidad y arropamos a un equipo de periodistas y administrativos joven y capaz que da de sí todo lo que puede y más para engrandecer el nombre de Jaén.

Trabajar por y para Jaén, como ustedes hacen, cada uno desde su responsabilidad, así nos irá mejor jornada a jornada, ya se lo comentaba antes y no me cansaré de repetirlo, que Jaén bien merece un esfuerzo común tras un olvido secular impropio de estos tiempos y siempre con un reconocimiento de quienes somos, donde estamos y lo que se nos debe históricamente.

Voy concluyendo, y lo hago mostrando mis manos para que se sumen a esa tarea colectiva del proyecto coral de nuestro Jaén. Contad también con las del Consejo de Administración que presido y con todos y cada uno de los trabajadores y trabajadoras de Diario JAÉN... En un proyecto común, los periodistas del “JAÉN” siempre han dado ejemplo y ahora, con la celebración del 75 Aniversario, renuevan ese compromiso por las cosas de su tierra desde la humildad y la valentía, la responsabilidad y la honradez como sustento diario de su trabajo.

Acabo con una frase de “El Principito”, ese libro tan pequeño y tan grande que me acompaña siempre: “Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”

Buenas noches, sean ustedes felices, muy felices

Diario JAÉN querrá siempre contar esa felicidad, por encima de todas las cosas.