Actualizado
lunes, 21 agosto 2017
22:21
h
URGENTE

Un corazón inmenso

Adacea Jaén se vuelca con el apoyo a los familiares
de personas afectadas
Ver comentarios

La presidenta de la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Jaén (Adacea Jaén), María Muñoz Muñoz, recibió el Premio Jiennense del Año 2015 de manos del alcalde de la ciudad, Javier Márquez. Su discurso fue breve, el más breve de la Gala, y directo al corazón: “Buenas noches. En nombre de Adacea Jaén quiero dar las gracias, sobre todo a Diario JAÉN y a todas aquellas personas que nos han considerado un ejemplo en Valores Humanos y reconocer a toda la gran familia que es Adacea Jaén, sus profesionales, familia, socios, voluntarios, que realmente con su complicidad, su cariño, su paciencia... son los verdaderos artífices del valor humano que realmente se está reconociendo hoy. Muchas gracias. Va por vosotros”. Eso fue todo, una alocución precisa, concisa, breve y directa a las conciencias y al corazón. La presidenta de Adacea Jaén recibió un cálido aplauso del numeroso público asistente. La presentadora de la Gala, Irma Soriano, recordó que Adacea Jaén destaca por su carácter humanitario, para ejercer una correcta atención, tanto a sus familiares con daño cerebral adquirido como a las familias. La asociación, dijo, facilita el acceso a los recursos disponibles que existen.

Adacea Jaén estima que en la provincia unas 6.000 personas padecen esa dolencia. No son datos fidedignos, según precisa María Muñoz Muñoz, sino estimados y basados en la estadística. El Daño Cerebral Adquirido (DCA) suele surgir a consecuencia de un accidente de tráfico, de un ictus o de un tumor cerebral y, tras recibir la atención médica, cuando los enfermos regresan a su hogar, las familias no saben qué hacer con los afectados.

Sensibilizar a la sociedad
idcon=12251037;order=11

Adacea Jaén es una entidad sin ánimo de lucro, que nació en 2005. La integran familiares y personas con DCA que ante el alta hospitalaria no contaron con la protección necesaria del sistema sanitario y social, no completando el proceso de rehabilitación e integración. En el origen de la asociación, esas personas se unieron para crear un agente externo al sistema, que se encargase de representarlos y reivindicar sus derechos, con el fin de mejorar su autonomía, potenciar sus capacidades y promover apoyos, tanto del afectado como de su familia. Así se organizó y estructuró Adacea-Jaén, como única entidad representante del DCA en la provincia. El objetivo es sensibilizar a la sociedad en torno a las características y necesidades derivadas del DCA, para lograr su normalización; comprometiéndose en la búsqueda continua de recursos.