Actualizado
miércoles, 28 junio 2017
13:47
h
URGENTE

Un himno que sonó a gloria

La cantante ubetense derrochó dulzura, sensibilidad y poderío durante la interpretación de “Andaluces de Jaén”

No podía ser de otra forma. Ana Pilar Corral cantó una única canción, “Andaluces de Jaén”, el himno de la provincia, y, como se suele decir, se metió al público en el bolsillo nada más abrir la boca. La suya fue una versión con su sello, una voz dulce, melódica, aterciopelada... En algunos momentos con arranque aflamencado, pero siempre maravillosa.

Previamente a su actuación, minutos antes del comienzo de la Gala, Ana Pilar manifestaba que “Andaluces de Jaén”, a ella le parecía “una canción preciosa”. Y, sí era, cantada por ella resulta preciosa. “Creo que es el himno desconocido de nuestra tierra y deberíamos de cantarlo más los artistas jiennenses. Yo lo voy a llevar en mi repertorio de ahora en adelante”, confesaba.

La acompañó a la guitarra Salvador Moreno, un joven guitarrista de Bailén, gran profesional y excelente artista. Su versión para el acompañamiento con la guitarra del himno provincial formó el tándem perfecto.

Irma Soriano presentó la actuación así: “Viene de Úbeda, acaba de participar en televisión y derrocha poderío y arte, porque es una gran artista, con mucha sensibilidad. Un prodigio de voz y elegancia. Estará acompañada a la guitarra por Salvador Moreno, de Bailén”. La actuación, a pesar de ser de un único tema, resultó, sencillamente, brillante.

Ana Pilar Corral comenta que tiene en marcha varios proyectos: “En estos momentos estoy grabando mi segundo disco. El primero lo grabé con las canciones del concurso “Se llama copla”, las que la gente pedía. Pero ahora estoy grabando un disco con canciones que son las que me viene a mi bien cantar y son las que le gustan a otro tipo de público. Se puede decir que, en este disco, soy más yo”. La cantante indica que el productor del disco es su paisano Paco Ortega y hay temas propios y composiciones suyas. “Estoy encantada de coger estas canciones de Paco Ortega”, apostilla. “En el concurso —añade— tenía que adaptarme al repertorio del programa, pero la copla es un género muy amplio que admite muchos tipos de voces, entre ellas la mía, porque es un género muy rico. Estamos muy mal acostumbrados si pensamos que la copla solo es para voces flamencas, porque Concha Piquer era una voz dulce de trino e interpretaba la copla como nadie”.

Respecto a sus registros, comenta que son amplios: “Creo que soy una cantante melódica, de cantar boleros, baladas, rancheras... Pero nunca va a faltar una buena copla en un concierto mío. No tengo miedo a nada a la hora de afrontar proyectos. Estoy estudiando Periodismo, interpretación de cine y televisión, pero lo que me gusta, sobre todo, es cantar y subirme a un escenario”.