Actualizado
miércoles, 18 octubre 2017
12:16
h
URGENTE

Una obra de Francisco Galán ilustrará la Pasión de este año

El cofrade Miguel Antonio Pasquau presenta la pintura del autor torrecampeño
  • EXPECTACIÓN. Juan Marín, presidente de la cofradía, y Felipe Torres, de las hermandades, junto al cartel.
    EXPECTACIÓN. Juan Marín, presidente de la cofradía, y Felipe Torres, de las hermandades, junto al cartel.

El cariño y la emoción por la Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, llamado de las Aguas, Santísima Virgen de los Dolores, San Juan y la Verónica son unas de las señas de identidad de la Pasión en Úbeda. No en vano, cada Viernes Santo cientos de ubetenses acuden a ver salir a la imagen titular de esta hermandad. Por este y otros motivos, miembros del colectivo y ciudadanos en general abarrotaron el auditorio del Hospital de Santiago para asistir a la presentación del cartel de la Semana Santa de 2017. Una cita que se adelanta, desde hace unos años, para mostrar tal representación en la “Feria Internacional de Turismo” (Fitur), pues la fiesta primaveral es un reclamo esencial que se une a la oferta cultural, monumental, patrimonial y gastronómica que posee el municipio ubetense.

Un cartel de 2017 diferente, pues la cofradía declaró desierto el primer premio del tradicional concurso fotográfico convocado para elegir la imagen anunciadora al considerar que ninguna de las obras presentadas cumplía con los requisitos buscados. Tras tal circunstancia, los responsables decidieron encargar al artista Francisco Galán Galán una obra pictórica para representar la Pasión.

El cofrade ubetense Miguel Antonio Pasquau Liaño fue el encargado de presentar la propuesta, pues es hermano de la cofradía desde su nacimiento y no falta a su cita del amanecer de cada Viernes Santo, cuando porta el representativo pendón de Jesús, como alférez de la cofradía, desde el año 1978, cuando tomó el testigo de su padre. Afirmó Pasquau que su designación como presentador lo cogió por sorpresa. No obstante, calificó de honor tener la oportunidad de compartir con sus paisanos sentimientos y pensamientos.

En su intervención indicó que detrás del cartel hay una larga historia, en la que ha participado el autor de la obra. De la creación elegida destacó la destreza de Galán y, además, hizo alusión a los detalles y la técnica utilizada por el artista. Dentro de su discurso el autor hizo referencia al municipio que lo vio nacer, que como subrayó Pasquau se esmera por mantener sus tradiciones pero sin anclarse en el conservadurismo ni en el pasado, aparte de conservar su patrimonio cultural y religioso.

En la disertación del presentador también hubo un espacio para la reflexión. En este punto se centró en el cartel y, en concreto, en una especie de luz con forma de cruz, reflexionó sobre su sentido. Manifestó Pasquau que los cristianos identifican la cruz, tradicionalmente, como un símbolo religioso pero, igualmente, representa un instrumento empleado, en tiempo pasados, para la tortura.

En el acto público también se procedió a la entrega de premios del concurso fotográfico promovido por la cofradía. El segundo fue para José Miguel Foronda, con una imagen que será la portada del libro de horarios y procesiones. Juan Carlos Álamo obtuvo el tercero. Se repartieron los accésit, el principal recayó en Foronda y los otros dos, en Álamo. Además, en la ceremonia se entregó una mención de honor a una instantánea enviada por Baldomero Padilla.