Actualizado
miércoles, 18 octubre 2017
20:32
h
URGENTE

De héroes y viajeros

|
07/03/2017

Depedro “Solo Show”

Escenario: Café Central. Ciudad: Baeza. Aforo: Completo. Repertorio: Como el viento, ¿Hay algo ahí?, Nubes de papel, México D.F., Un hombre bueno, Diciembre, Te sigo soñando, Déjalo ir, Miguelito, Panamericana, Ser valiente, Llorona, La casa de sal y Comanche.

Apoyar la música en directo es de héroes”. Así de claro lo dijo Jairo Zavala, Depedro, en su extraordinario paso por el Café Central. No llevan ni antifaz ni capa pero los programadores de esta sala de Baeza consiguen la proeza de ofertar conciertos semanales todo el año, haberse convertido en meca de peregrinaje para algunos de los mejores músicos del país y, especialmente, ser una referencia para el público de toda la provincia. Buen ejemplo fue la visita del músico madrileño con su “solo show”, los conciertos en acústico de su gira El Pasajero. Llegaban él, su guitarra y una energía arrolladora. No le hizo falta más para poner la sala al completo a sus pies en los ochenta minutos en los que repasó algunas de las mejores canciones de sus cuatro discos.

Como el viento o Nubes de papel fueron el adelanto de lo mucho que esperaba, las canciones de un viajero del mundo, que carga en su maleta sabor de este y el otro lado del Atlántico: Panamericana —esa carretera que cruza fronteras o mejor, como a él le gusta pensar, “une culturas”—; ciudades “maravillosamente imperfectas” como D. F. y el momento más mágico de la noche, su versión de la mexicana La llorona. No faltó, tampoco, un Miguelito al piano que sorprendió a muchos asistentes y una última reivindicación, la de “los ausentes”, los menores “que pueden ir al fútbol a escuchar barbaridades”, pero no a una sala a un concierto.