Actualizado
viernes, 19 abril 2019
05:45
h
URGENTE

El trágico amor prohibido de Bodas de sangre

Small Clowns actúa a favor de la Congregación del Santo Sepulcro de Jaén
Ver comentarios

Y el espíritu de Lorca recobró la vida con los jiennenses como testigos. La emociones brotaron a flor de piel en el teatro Darymelia con la adaptación de Bodas de sangre por parte de la compañía jiennense Small Clowns, que vivió otra representación de éxito rotundo, organizada por la Insigne y Real Congregación del Santo Sepulcro de Cristo y Siervos de la Orden Tercera de Nuestra Señora de los Dolores, con la colaboración del Patronato Municipal de Cultura, Turismo y Fiestas del Ayuntamiento de Jaén. El dinero recaudado gracias a las entradas vendidas se destinará a la restauración del manto de procesión de Nuestra Señora de los Dolores, una pieza de bordado única en su forma y calidad, pues la Congregación entiende como suya la responsabilidad de cuidarla, al tratarse de una muestra muy valiosa del arte religioso.

De este modo, el reparto de actores de Small Clowns ofreció a las varias decenas de personas que se congregaron en la platea y el anfiteatro del Darymelia, una versión dramatizada de la obra del dramaturgo granadino, austera en atrezo y escenografía, pero abundante en talento teatral, que arrancó el aplauso de un público emocionado con un final teñido de sangre para la valiente y apasionada pareja de novios dispuestos a vivir su amor.

La compañía jiennense, que representó ayer La casa de Bernarda Alba, en el Teatro Municipal de Torredelcampo, otra de las obras más longevas y exitosas de su repertorio, volvió a sumergirse en el universo lorquiano para apoyar la iniciativa de conservación del arte emprendida por la Congregación del Santo Sepulcro de Jaén. Una tragedia que despertó los mejores sentimientos en el público, que ayer apostó por el arte por partida doble.