Actualizado
domingo, 15 octubre 2017
23:30
h
URGENTE

Enigmáticas vanidades a todo color para retar al espectador

El artista de Navas Juan Martínez muestra una colección de obras en el Museo
Ver comentarios
|
07/04/2017
  • ARTISTA. Retrato de Juan Martínez ante una de sus pinturas de la colección Vanidades en el Museo de Jaén.
    ARTISTA. Retrato de Juan Martínez ante una de sus pinturas de la colección Vanidades en el Museo de Jaén.

Calaveras, máscaras, escaleras, letras y cerillas a medio consumir a todo color. Un juego del autor y un reto para el espectador: descifrar las claves de los interrogantes sobre la vida. El Museo de Jaén acoge, hasta el 4 de junio, una exposición con la obra de Juan Martínez, el pintor de Navas de San Juan afincado en Suiza. Es Vanidades, una muestra con veinte obras en gran formato que representan el trabajo de este artista, el que ya protagonizó una retrospectiva de su trabajo en la Universidad de Jaén a principios de este siglo.

La delegada territorial de Turismo, Cultura y Deporte, Pilar Salazar, presentó esta muestra con el artista; el comisario de la exposición, José Ángel Martín, y la directora del Museo, Francisca Hornos. “Nació en Navas de San Juan pero su reconocimiento es internacional. Es un artista jiennense que traspasa fronteras, que nunca ha perdido sus raíces aunque su trabajo se desarrolla en Suiza”, explica. De hecho, como destaca, su obra se puede ver en algunos de los museos más significativos sobre arte contemporáneo, como el “Guggenheim”, de Nueva York; el “Reina Sofía”, de Madrid y el “Bellas Artes”, de Ginebra. “Su pintura encierra un mundo lleno de símbolos: sus rostros entre asomados y asombrados, sus calaveras, sus enigmáticas letras, sus escaleras. Juan trabaja con fuerza el color y alcanza una expresividad alejada de convenciones”, explicó Salazar. “Vanidades son reflexiones contemporáneas que enlazan con la mejor pintura española de todos los tiempos”, añadió. Asimismo, como también recordó después la directora del Museo, Francisca Hornos, este no es un “pintor extraño” en este espacio cultural ya que una de sus obras, Dos más uno, se puede contemplar en la exposición permanente de la Sección de Bellas Artes, en un lugar preferente dentro de la sala dedicada a los artistas de Jaén del siglo XX y del siglo XXI. Como recordó la delegada, esta exposición cuenta con el patrocinio y el soporte de Quesada Solidaria y la Fundación La Caixa.

“Hace un año que se empezó a fraguar esta exposición y es una enorme satisfacción verla aquí”, recordó el comisario, José Ángel Marín. “El espectador debe dejarse golpear por estas Vanidades, los cuadros lo interrogarán”, apuntó. Como recordó el autor, esta exposición pasó por la Universidad de Alcalá de Henares y la Fundación Cajasol de Sevilla, tras la que estaba depositada en su estudio de Navas: “La idea fue de José Ángel Marín, que me dijo que por qué no mostrarla en mi tierra y ha sido todo muy rápido”. Pero volver a montarla en Jaén, dice, ha sido “un juego muy interesante”: “La exposición evoluciona porque tu mismo lo haces”. “Cuando las vanidades venían a mí, las rechazaba, pero me di cuenta que yo no soy el único artista obseso por algo”, reflexionó. “Mis vanidades van a ser siempre de diferentes colores, de diferentes formas, un juego de vida”, añadió, al tiempo que confesó el carácter misterioso de estas reflexiones. “Son juegos intelectuales de asuntos graves, cargados de alegría y esperanza”, concluyó.