Actualizado
martes, 17 julio 2018
16:51
h
URGENTE

Historia contada a “sorbos”

Clausura de la exposición Art-Cázar en el Museo Provincial
Ver comentarios

Puede parecer irónico, pero la vida está para contarla en momentos: en comidas con amigos, en la rutina familiar, en aquellas primeras citas donde se fraguaba un amor y, en el caso de los jiennenses, todas esos instantes tienen un factor común, la presencia de una buena, y a ser posible “fresquita”, cerveza Alcázar. Son tantas las historias que hay detrás de un buen botellín que algunos artistas de la tierra decidieron unirse para rendir homenaje a décadas de vivencias junto con esta fiel compañera. Fue así como se dio origen a la exposición con el título Art-Cázar en la que, durante varias semanas, se pudieron contemplar múltiples artículos relacionados con la marca tales como las distintas botellas en las que se comercializaba pero también pinturas, fotografías, esculturas o productos de propaganda como carteras o gorras.

La muestra dijo adiós, pero no del todo, ya que ha hecho que muchos desenterraran viejos recuerdos y emocionantes sentimientos. Además, se clausuró a lo grande, con la actuación del grupo Los Platetes que pusieron el toque musical a una emocionante jornada a la que asistieron personajes tan vinculados a la marca como Domingo Moreno, directivo de la sociedad durante décadas, que se mostró visiblemente emocionado. Pero si se le puede sumar un toque, aún más original, a esta idea, la clausura contó con un famoso biscúter, un coche muy popular de la época que se comercializó cuando la marca decidió vender la cerveza en “botellín”, algo que los jiennenses relacionaron hasta tal punto que esos botellines se convirtieron en “biscuters”. Esta es solo una de las curiosas anécdotas que guarda la historia de Alcázar que ya es parte de la cultura jiennense.