Actualizado
miércoles, 22 noviembre 2017
20:13
h
URGENTE

La catástrofe del Prestige desde el objetivo carolinense

Javier Tarazaga presenta su exposición fotográfica Nunca mais 2002-2017
Ver comentarios
  • PRESENTACIÓN. Javier Tarraza y Marcos García presentan al público la exposición “Nunca mais 2002-2017”.
    PRESENTACIÓN. Javier Tarraza y Marcos García presentan al público la exposición “Nunca mais 2002-2017”.

Ocurrió hace quince años. El buque petrolero Prestige tuvo un accidente en una tormenta mientras transitaba cargado con 77.000 toneladas de fuelóleo frente a la Costa de la Muerte, en Galicia. Como consecuencia, más de 2.000 kilómetros de la costa española, francesa y portuguesa quedaron impregnadas del vertido, en lo que se convirtió en una de las catástrofes medioambientales más grandes de la historia de la navegación. Por esa razón, y para recordar la tragedia, el Centro Cultural de La Carolina acogerá, hasta el próximo 8 de octubre, la exposición Nunca mais, 2002-2017, del fotógrafo carolinense Javier Tarazaga, que recopila en 35 imágenes el desastre ecológico.

El trabajo se realizó en 2002, durante una expedición de la ONG Ecologistas en Acción, con la que partieron de Jaén varios autobuses de voluntarios para ayudar en las tareas de limpieza. Se trata de unas imágenes que recogen la realidad vivida por los afectados del que fue considerado el tercer accidente más costoso de la historia. A través de las instantáneas, Tarazaga ofrece la visión que tuvieron todos los voluntarios que se desplazaron hacia el norte de España para ofrecer su tiempo y esfuerzo en limpiar las playas y velar por el cuidado de los animales.

La exposición forma parte de la programación que el centro jiennense mantiene a lo largo del año para conmemorar el 250 aniversario de la Fundación de las Nuevas Poblaciones. Por esa razón, el concejal de Cultura del municipio jiennense, Marcos García, explicó durante la presentación de la muestra: “Pensamos que el 250 aniversario era el mejor momento para mostrar el valor de nuestro pasado, pero también todo el potencial presente y el futuro, lo que tienen que ofrecer los artistas locales, y la mejor apuesta es utilizar este espacio que se está convirtiendo en referente para tendencias y manifestaciones artísticas actuales”.

El edil aprovechó su presencia para remarcar la importancia de cuidar el medio ambiente y la labor de aquellos que, de manera altruista, se dedican a ello: “Esta exposición nos ofrece la posibilidad de no olvidar que tenemos una responsabilidad ante lo que ocurre en nuestro entorno. Esta es una muestra del trabajo de los voluntarios porque, durante meses, hubo grupos de personas que, en oleadas sucesivas, aportaron su trabajo y su tiempo para atajar un desastre de gran magnitud”. De esta manera, La Carolina recibe a una de sus exposiciones más esperadas.