Actualizado
jueves, 23 marzo 2017
19:19
h
URGENTE

María Teresa Lezcano gana el segundo Premio Internacional Diario JAÉN de Novela Corta

El Jurado resalta la tensión narrativa de Desplazamiento hacia el rojo
|
16/03/2017

Unanimidad para premiar una obra que “engancha” desde la primera página. Desplazamiento hacia el rojo es el título provisional de la novela que se ha alzado con el segundo Premio Internacional Diario JAÉN de Novela Corta. Un Jurado formado por reconocidos escritores y periodistas de la tierra eligió la propuesta de la escritora madrileña, afincada en Torremolinos, María Teresa Lezcano Izquierdo, esperado nombre que pronunció el secretario del Jurado, Juan Rubio, justo al término de la reunión, ante los medios de comunicación.

De los 407 novelas candidatas solo podía ser una la ganadora. Les convenció, tal y como expuso el director del periódico y presidente de este Jurado, Juan Espejo, su manejo de la escritura, la tensión de la narrativa y “una textura expositiva mayúscula que convierte la intriga en compañera vigorosa de toda la novela”. De igual forma, resaltaron su lenguaje y la atmósfera que consigue recrear en todo el relato. “Desde que se empieza a leer te deja enganchado”, recoge el acta. La autora, como detalló Rubio, es licenciada en Filología Francesa, crítica literaria y tiene una “amplia y destacada” labor editorial como novelista.

La intriga, como más tarde insistió el escritor Salvador Compán, es esencial en la novela. El ubetense adelantó el planteamiento de la obra y contó que todos los personajes son periodistas “cazasectas”. Como explicó, la novela recuerda en algunos momentos a Diez negritos, de Agatha Christie: “Son diez personajes que se reúnen en un lugar cerrado, en este caso, en un castillo”. Para Fanny Rubio, es una “novela muy europea”, ya que se desarrolla en la Bretaña, pero tiene también mucho de “mediterránea”. Francisco Casas, por su parte, resaltó la minuciosidad de las descripciones y la trama la definió como muy “impactante”. Para Carmen Bermúdez, es una novela “culta, impecablemente escrita y muy divertida”. Del final dijo que es “imprevisto”, aunque “lógico”. Adela Tarifa resaltó que su escritura denota “ejercicio, práctica y dominio” y que todo el jurado coincidió en su capacidad para “atrapar”. Y el editor Fernando Valera la apoyó: “Es una novela que se lee de una sentada y que se disfruta cada página”.

Juan Espejo recordó que Diario JAÉN, con motivo de su 75 Aniversario, convocó este premio desde su apuesta por “lo local, lo singular, lo cercano”, pero también con una aspiración internacional para convertir esta efeméride en un “trampolín hacia lo global”. “Volvemos a los orígenes del periodismo como epicentro y lugar de encuentro de la buena literatura”, dijo.

es la estela de una estrella que se aleja

Minutos después de recibir la llamada del presidente del Jurado, la escritora María Teresa Lezcano se mostraba “muy feliz por recibir esta noticia”: “Me ha sorprendido muy gratamente la llamada del director”. Al conocer la convocatoria del premio, pensó que esta novela que tenía escrita podría encajar. “Me lancé e hice bien”, reconoce feliz. Su historia, dice, ronda la novela negra, aunque no sabe si clasificarla dentro de ella. Desde 1991 ha publicado siete libros, el último Memoria de la estupidez (Editorial Traspiés, 2011) y se ha alzado con el Premio Ateneo de Valladolid (1998) y el “Ciudad de Barbastro” (2001). Ahora acaba de terminar una novela, pero está todavía en proceso de corrección y, antes de que vea la luz, reconoce, se centrará en la publicación de la novela premiada en Jaén: “Hemos estado comentando la posibilidad de un cambio del título provisional, Desplazamiento hacia el rojo quizá no llegue a todos los lectores por no saber a qué se refiere, aunque quede explicado dentro del libro”, adelanta. Y lo explica: “Es la estela que queda de una estrella que se aleja. Si se acerca, es desplazamiento hacia el azul”, detalla. Hasta ahora no la unía vinculación alguna con esta tierra, pero dice que qué mejor primer contacto que este.

Sala 75 Aniversario, epicentro de las actividades culturales del diario
“Alto nivel en las finalistas”
idcon=12666446;order=17

La historiadora y consejera-directora del Instituto de Estudios Giennenses, Adela Tarifa, destaca la calidad, en líneas generales, de los trabajos presentados al certamen: “En general, hay muy buena calidad. Las obras de los cinco finalistas tenían mucho mérito y un nivel alto. La novela ganadora ha concitado en el jurado unanimidad, porque tiene un nivel altísimo, va a satisfacer al lector y no es una obra que vaya a pasar de moda, tendrá vigencia durante largo tiempo”.

Respecto a si hubo alguna otra obra que fuese una seria aspirante al premio, Adela Tarifa aclaró: “Los jurados tenemos el secreto de debate. Hemos debatido, una a una, con mucha libertad de expresión, exponiendo cada uno nuestros puntos de vista, pero a la hora de elegir el primer premio hemos compartido todos que era la que tenía más mérito”.

“Es el espíritu del premio”
idcon=12666442;order=21

El editor Fernando Valera, que es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Madrid, destaca dos aspectos de las cinco finalistas, su variedad y su calidad. “Unas son novelas mucho más especulativas o filosóficas, otras son más de acción o sociales. Los miembros del jurado coincidíamos en que la novela, que finalmente salió ganadora, resumía lo mejor posible el espíritu del premio, que pueda gustar o atrapar a todo tipo de lectores y tenga esa idea de lo local a lo universal que tiene Diario JAÉN”.

Fernando Valera, a pesar de su juventud, lleva años dedicado al mundo editorial, primero como editor “free lance” y lector de editoriales como Tropismos, Akal y Maeva. En 2006 se incorporó al equipo de Lengua de Trapo, donde hoy es el responsable de contenidos. También tiene la editorial Narval Editores.

“Una obra bien construida”
idcon=12666438;order=25

Desde que leyó la primera línea de “Desplazamiento hacia el rojo”, el escritor jiennense Francisco Casas tuvo claro que se trataba de una obra especial: “Todas las novelas finalistas han sido muy interesantes de leer, tienen tramas diferentes y todas tenían una gran calidad literaria, especialmente en cuanto a la forma de construir la trama y de desarrollarla. Pero lo que más me ha gustado de la novela ganadora es que fue la primera que leí y, desde el primer momento me di cuenta que estaba ante una obra ganadora, sin querer desmerecer a las otras”. Añade que a medida que se adentraba en ella percibía su gran calidad: “Me di cuenta de que estaba ante una obra muy bien construida, con una prosa excelente, una adjetivación magnífica y, sobre todo, lo que más me impresionó es la descripción de los paisajes y una trama resuelta”.

“Es una novela madura”
idcon=12666434;order=29

La escritora linarense Fanny Rubio destaca la coincidencia de criterios de los miembros del jurado: “Ha existido unanimidad. Sin conversación previa, ni sin nada ha habido una coincidencia en un 80 por ciento en los materiales que hemos visto. Las novelas que no son ganadoras han tenido también una preselección antes y se nota el esfuerzo, pero al votar son unas las que se imponen frente a otras, eso es inevitable. En general, la calidad media ha sido buena”. Respecto a la novela ganadora, Fanny Rubio subraya que todos los miembros del jurado lo tuvieron claro: “Ha habido unanimidad. Todos la traíamos de primera e incluso ha sido la última de la que hemos hablado, porque hemos ido avanzando en nuestro juicio. La ganadora es una novela madura, de una escritora madura, con una visión del presente contemporánea”.