Actualizado
lunes, 10 diciembre 2018
21:51
h
URGENTE

Premios para las cruces más bellas

La Inmaculada, “Passo” y “Puerta del Ángel” se llevan las distinciones del concurso

La lluvia no impidió que en Jaén se viviera la tradición que por mayo viste los barrios de color. Veinticinco colectivos, cuatro más que el año anterior, se encargaron de mantener viva la costumbre. Todos ellos pusieron su ilusión, trabajo y empeño para que los diseños relucieran y brillaran entre los asistentes que se acercaron a disfrutarlas y “sentirlas”. Cada una tuvo su encanto y color especial pero, sin embargo, hubo tres que mereció la atención del jurado, formado por miembros de la Asociación Provincial Lola Torres y la Sociedad Gastronómica Cultural la Pipirrana. Ellos fueron los que valoraron la decoración natural, la variedad floral, el colorido, la originalidad y la ornamentación, entre otros aspectos. Coronaron ganadora a la confeccionada por la Parroquia de la Inmaculada y San Pedro Pascual, que consiguió el primer galardón, dotado con quinientos euros.

Asimismo la medalla de plata fue a parar a la Asociación de Vecinos Passo. Este segundo premio está dotado con cuatrocientos. En tercera posición quedó la Cruz de Mayo confeccionada por la Asociación de Vecinos San Ildelfonso-Puerta del Ángel. Su diseño se hizo con un premio de trescientos euros.

Por su parte, el jurado, nombrado por el Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento, concedió tres accésits de cien euros cada uno. En este caso, las distinciones recayeron en el colegio Santa María de los Apóstoles, el Centro de Participación Activa para Personas Mayores Andaluces de Jaén y la Hermandad Cautivo y Trinidad.

En este sentido, el sacerdote de la parroquia de la Inmaculada, Manuel Castillo, mostró su alegría y satisfacción por recibir el primer premio del concurso. “No nos lo esperábamos, es la primera vez que nos presentamos y no pensábamos que íbamos a ganar. Estamos muy contentos, sobre todo, porque han sido muchísimos los vecinos y miembros de la parroquia los que han participado en la confección de la Cruz. Cada uno ha aportado los objetos que ha podido”, confiesa a este periódico, Castillo, minutos después de conocer la noticia. El jiennense detalla que para su elaboración cortaron un acceso de la iglesia y montaron una Cruz, dedicada al Año de la Misericordia. “Hemos intentado reflejar diferentes escenas en relación a este acontecimiento. Por ejemplo con un traje tradicional de pastira hemos aludido a ‘Vestir al desnudo’, con un mantón y una guitarra clásica hemos tratado de representar la escena de ‘Consolar al triste”, explica el párroco, que añade, que también han tenido en cuenta el cuarto centenario de la muerte de Cervantes, con el Quijote como protagonista.