Actualizado
domingo, 09 diciembre 2018
21:40
h
URGENTE

Un futuro cocinado entre los fogones jiennenses

La Escuela de Hostelería Cruzcampo celebra la graduación de su XVI promoción
Ver comentarios
|
05/12/2018

Cocinaron sus sueños a fuego lento, y el tiempo les dio la tregua necesaria para saborearlo. Así, casi sin darse cuenta, los 21 alumnos de la Escuela de Hostelería de la Fundación Cruzcampo se encontraron, cara a cara, con una bonita realidad: la de convertirse en grandes restauradores de la provincia. Entre fogones y cubiertos, esta XVI promoción de estudiantes recibieron sus diplomas acreditativos en la casa que, durante este año, les vio crecer. Fueron, en este caso, sus compañeros de la nueva edición los que les recibieron vestidos de uniforme. Así, la experiencia se traspasa de generación en generación.

Susana López, la jefa de estudios de esta institución gastronómica, dio la bienvenida a los asistentes y disculpó la ausencia del director, Jesús Barrio. Ella recordó que, durante estos 16 años, pasaron por sus sedes de Jaén, Sevilla y Valencia más de 16.000 alumnos y realizó un balance muy positivo del curso, sin perder la oportunidad de recordar al antiguo alumno, Francisco Javier Fernández, jefe de sala de Bagá, restaurante de Pedro Sánchez, quien recibió, recientemente, la primera Estrella Michelin de la provincia.

El acto estuvo presentado por Domingo Moreno, quien dio paso al conferenciante Antonio Marín, presidente de las Reales Academias de Ciencias Veterinarias de Andalucía. El hizo un repaso de la historia de la humanidad y su relación con la cocina, desde la creación del fuego y la cerámica hasta las medidas de control y prevención de infecciones en la cocina.

Por su parte, la concejal de Turismo, Rosario Morales de Coca, animó a los alumnos a seguir con fuerza aún cuando los tiempos parezcan difíciles. “Sois los responsables de crear un buen sabor de boca en el visitante y de demostrar el patrimonio de nuestra tierra”, indicó. Tras ella intervino el delegado de Fomento, José Manuel Higueras, quien afirmó: “La especialidad es la clave para el desarrollo”. El diputado de Agricultura, Pedro Bruno, se unió a la lluvia de felicitaciones y enhorabuenas y recordó la importancia de ciertas estrategias para la provincia, como Degusta Jaén, que reúne a 174 empresas. Tras la proyección de un vídeo que resumió algunos de los mejores momentos de los alumnos, uno de ellos, Antonio Lozano, recordó con sus palabras la importancia de creer en los jóvenes y apoyarles ante la indecisión. “En servir está la grandeza del hombre”, determinó con un aplauso previó que precedió al momento más especial de la noche: la recogida de sus diplomas acreditativo.