Actualizado
martes, 16 octubre 2018
14:14
h
URGENTE

“El nivel del Nacional da realce al trabajo que realizamos”

Ver comentarios
|
17/05/2018
El vicepresidente del Club Parapente Pegalajar, Antonio Romero, destaca la gran repercusión del Campeonato de España que se celebra en el paraje de las Siete Pilillas con 150 participantes. Esta competición entra en la recta final con tres etapas que decidirán la clasificación en las primeras posiciones

Es una de las voces autorizadas para hablar de parapente en la provincia de Jaén por la experiencia que transmite a sus compañeros del Club Pegalajar, una entidad que vive momentos importantes al organizar, desde el pasado sábado, el Campeonato de España, una competición en la que participa la élite nacional y una representación destacada de los mejores pilotos internacionales. Antonio Romero destaca la repercusión del torneo en el municipio, la comarca de Sierra Mágina y el territorio nacional.

—¿Cuándo le surgió la afición por practicar el parapente?

—Lo recuerdo como si fuera ayer. Con un amigo me inscribí en un curso en el antiguo Colegio Universitario. Fue en 1990 y ahí empezó una pasión por practicar este deporte.

—Después se incorporó al Club Pegalajar, una entidad que realiza una labor de promoción del parapente.

—Es un club con solera y prestigio que cuenta con una importante tradición en nuestra provincia gracias al trabajo que desarrolla desde que fue fundado y contamos en la actualidad con más de una veintena de socios.

—Esa trayectoria les ha permitido organizar competiciones de prestigio. Son un colectivo bien valorado por la forma en la que trabajan.

—Exacto. Empezamos con la Liga Andaluza, después llegó la Nacional y ahora disfrutamos en el paraje de las Siete Pilillas con el Campeonato de España, una actividad que acogemos por cuarta vez después de los precedentes de 2004, 2007 y 2012. Para nosotros es un honor ser los anfitriones de este torneo. El espectáculo en el cielo es maravilloso, porque tenemos 150 pilotos, los mejores del país y una representación extranjera excelente.

—Es que compiten selecciones y deportistas de numerosas nacionalidades en Pegalajar.

—Al ser una prueba abierta están presentes selecciones y pilotos que representan al parapente en sus países. Entre los inscritos se encuentran representantes de Colombia, Francia, Polonia, Francia, Portugal, Finlandia, Estados Unidos e Inglaterra. Tenemos una auténtica torre de babel entre los inscritos y este hecho le da más realce al trabajo que realizamos. Todos ellos se conocen de otras competiciones y la convivencia es perfecta. Prueba de ello es que para el sábado, día de la clausura, celebraremos una paella de hermandad. Todos formamos una familia y queremos vivir juntos las últimas horas antes de que finalice el Campeonato de España.

—¿A quién ve favorito? Daniel Crespo ha brillado en las tres primeras jornadas del Nacional.

—Es cierto, pero este es un deporte que puede cambiar la clasificación por un mínimo detalle o algún problema que surja durante la etapa. Daniel Crespo ha empezado de forma excelente, pero pilotos como Xevi Bonet también tiene opciones de ganar el Campeonato de España.

—Las Siete Pilillas invita a acoger torneos que sirven igualmente para promocionar Pegalajar y la comarca de Sierra Mágina.

—La expectación es máxima y la intención es dar a conocer las riquezas de nuestra tierra. Turismo y deporte se fusionan para que nos conozcan más en nuestro país.

—¿Qué sitios ve mágicos para volar?

—La provincia de Jaén tiene rincones mágicos para pilotar por la belleza del paisaje. Es una verdadera maravilla de la que disfrutamos.

JORNADA

APLAZADA LA ETAPA POR EL FUERTE VIENTO

La cuarta etapa del Campeonato de España de Parapente fue aplazada debido al fuerte viento, por lo que los pilotos no pudieron despegar del paraje de las Siete Pilillas. Encabeza la clasificación el piloto Daniel Crespo. “Lo estuvimos intentando hasta las cuatro y media de la tarde, pero fue imposible”, anunció Antonio Lope, presidente del Club Parapente Pegalajar. Los participantes debían cubrir un trazado hasta Aguilar de la Frontera (Córdoba).