Actualizado
viernes, 19 abril 2019
05:45
h
URGENTE

Atlético y Real Madrid juegan un derbi clave

El Metropolitano acoge las aspiraciones en LaLiga
Ver comentarios
|
09/02/2019
  • exigencia. El entrenador del Real Madrid, Santiago Solari, durante el partido de Copa ante el FC Barcelona.
    exigencia. El entrenador del Real Madrid, Santiago Solari, durante el partido de Copa ante el FC Barcelona.

El Wanda Metropolitano acogerá esta tarde (16.15 horas) el derbi madrileño entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, un partido que se presenta igualado y con atractivos, y que puede resultar clave para las aspiraciones de ambos en LaLiga Santander, con los madridistas pudiendo desenganchar de la pelea a los rojiblancos.

El segundo y el tercer clasificado se ven las caras separados por tres puntos y en busca de demostrar si el título liguero realmente les apasiona justo antes de que recuperen el reto de la tan deseada Liga de Campeones. En este sentido, la mayor responsabilidad, si es que existe en este tipo de partidos, sería para los locales, situados más cerca, a seis puntos del FC Barcelona. Sin embargo, para los visitantes, el partido también es de mucha importancia, no solo para confirmar la mejoría que lleva mostrando en sus últimos partidos justo en el momento decisivo de la campaña, sino por la obligación de no dar casi por perdida un año más LaLiga con muchas jornadas de antelación.

Por ello, el empate, el resultado más repetido de las últimas temporadas, no les sirve demasiado a ninguno, mientras que un triunfo de uno de los dos serviría para meter un poco más de presión al líder que tiene una siempre difícil salida a San Mamés. Ahora, falta por ver si uno de los dos arriesgará más de la cuenta en busca de esa posibilidad.

El Atlético partirá con la ventaja, además del apoyo de su afición, de haber tenido más tiempo para recuperarse y preparar este partido, al que llega después de encajar su segunda derrota liguera del año, con algo de polémica, en el Benito Villamarín; mientras, el Real Madrid viene de un exigente Clásico copero en el Camp Nou que podría obligar a Solari a hacer rotaciones dentro de una plantilla amplia y con solo la baja de Marcos Llorente. Además, el partido tiene también muchos alicientes como el regreso de Courtois ante la que fuese su afición.