Actualizado
sábado, 29 abril 2017
19:05
h
URGENTE

Begíjar se convierte en la capital de la moto

La sexta edición del festival del CD Motonavo supera registros con 4.901 asistentes
Ver comentarios
|
06/04/2017

En pleno corazón de la comarca de la Loma se encuentra Begíjar, un municipio de 3.200 habitantes, que aumenta su población, de forma espectacular, cuando se celebra el festival de la moto, hasta tal punto de que la sexta edición reunió a 4.901 asistentes, una cifra que consolida la iniciativa del CD Motonavo entre las mejores de España. Cada año aumenta sus cifras. ¿Cómo se decidió organizarla? En 2011 se creó el colectivo con un moto almuerzo en el que cada asociado puso de su bolsillo 50 euros. La respuesta resultó espectacular y se reunieron más de 500 personas. Ahí se pusieron los cimientos para crear el festival y desde 2012 es un crecimiento continuo por el trato humano que reciben los pilotos.

Incluso, los especialistas ya la sitúan entre las cinco más importantes de España. Con el patrocinio del Ayuntamiento de Begíjar y la Diputación Provincial, los 25 socios que forman el colectivo no dejan nada a la improvisación y aprovechan los recursos del municipio a la hora de organizar una actividad en la que se combina la música—este año tocaron grupos como Papel Secante, Toca Madera, Trek, Matando Gratix, Five Black Bullets y Kultura—, las carreras de velocidad, las únicas de estas características en Andalucía, y el open de stunt riding, que se ha consagrado como disciplina y que se caracteriza por las acrobacias que hacen los pilotos con sus motos. Javier Almazán, Eduardo Rodríguez, John Peña y Juanan del Fresno son los exponentes nacionales y en Begíjar dejó su sello Rodríguez, que destacó junto al polaco Ernest Komorowski y el nacional Daniel de los Ríos. Todos los participantes elogiaron la puesta en escena de la organización y la pulcritud y seguridad de la pista para practicar el stunt riding. En el polígono industrial de Begíjar se celebraron las pruebas de velocidad, que ganaron José Juan Mena en la categoría de scooter, y Álvaro Pardo en pit bikes, éxito que repitió por tercera temporada consecutiva.

Las novedades son la razón de ser del Festival de la Moto. Sus promotores siempre están predispuestos a la innovación. Esa tormenta de ideas originó que este año se crearán los premios Motonavo de Honor, que fueron otorgados a Alicia Sornosa, la primera mujer en dar la vuelta al mundo en moto; Ana Carrasco, piloto del Campeonato del Mundo de Supersport 300 y a José Benavente, director de la revista Motorbike Magazine. Con estas distenciones, otorgados a diferentes perfiles profesionales, el club que preside Diego Soriano brinda su particular homenaje al mundo de la moto.

Begíjar es el centro principal de operaciones, pero se le ofrece protagonismo a los municipios de la comarca. Así, Lupión, población colindante, también vibró con el rugir de las motos.