Actualizado
viernes, 20 octubre 2017
16:59
h
URGENTE

El aliento de La Victoria

El Real Jaén busca su segunda victoria seguida para salir del descenso ante un Real Murcia al alza que quiere el ascenso
Ver comentarios
  • OPORTUNIDAD. Álvaro Aguado, titular en el último partido ante el Marbella, controla pelota en una acción onfesiva de la escuadra dirigida por Barla.
    OPORTUNIDAD. Álvaro Aguado, titular en el último partido ante el Marbella, controla pelota en una acción onfesiva de la escuadra dirigida por Barla.

Porque yo soy del tamaño de lo que veo, y no del tamaño de mi estatura”, escribía el lisboeta Fernando Pessoa en uno de sus famosos aforismos. El Real Jaén y el Real Murcia siguen el mismo patrón: no son, ni mucho menos, lo que se ve en la actualidad. Son dos históricos clubes que, en este curso 2016-2017 viven, en su particular parcela, un calvario. La mejor resurreción de los blancos, si se permite, es conseguir los tres puntos en un domingo tan señalado ante los murcianos, que le permitan empezar a escapar de los puestos de descenso directo. Por su parte, los pimentoneros, tras sufrir buena parte de la temporada la cólera de su afición —pues el respetable piensa que tiene equipo para ascender—, si consiguen conquistar La Victoria es muy probable que entren en la zona de “play-off” por subir a Segunda, que es el propósito innegociable de la entidad roja.

Además de vivir empequeñecedores tiempos, los dos “reales” también tienen en común el atisbo del resurgimiento en las últimas fechas. Tras una temporada para olvidar, el volcán blanco erupcionó, el pasado sábado, ante el Marbella, con gritos de “sí se puede” que invitan a soñar con la salvación. Encadenar una segunda victoria consecutiva en Liga sería algo fantástico para los pupilos de José Manuel Barla, que aún no saben lo que significa sumar seis puntos seguidos en lo que va de curso. Y es que todo ha cambiado desde que Tejada dejó de ser el auriga del carro jiennense en el particular circo romano que es la Segunda División B. El gaditano, hasta la fecha, parece haberse hecho acreedor de la confianza de los jiennenses y aspira a colgarse la corona de laurel si salva al Real Jaén en una de las campañas más difíciles de su historia. Para el compromiso, que da comienzo a las seis de la tarde, Barla recupera a un buen gladiador, Mario Ramón, que fue expulsado en Cartagena. Sin embargo, no es de la partida Joserra, que se lesionó en el calentamiento previo al partido ante los marbellíes y que aún no se ha recuperado. Aunque no de inicio, los canteranos vuelven a ser fichas claves en la convocatoria local y, probablemente, tendrán minutos en la segunda parte para revolucionar el partido.

Vicente Mir, técnico de los visitantes, ya avisó en una rueda de prensa de las dificiltades que encontrará su equipo en derrotar a un fiero herido como es el Jaén. Por ese motivo viaja a la capital del Santo Reino con todos sus hombres disponibles y con la clara intención de no subestimar a una escuadra que ya complicó el partido, hace tan solo siete días, a uno de los “gallos” de la Liga. Especialmente temible es la zona ofensiva del Real Murcia. Muy atenta tendrá que estar la defensa al descaro y olfato de Sergi Guardiola y, especialmente, al viejo conocido Víctor Curto, que pese a llegar en el mercado de invierno es, con seis tantos, el máximo goleador de un equipo que ha realizado un gran mes de abril. La Victoria tiene que ser el jugador número doce.

Viejos conocidos desde el inicio

Si Vicente Mir repite el once que ganó, la semana pasada, al Atlético Mancha Real (3-1), es muy probable que salgan al césped de La Victoria tres jugadores que saben lo que es vestir la elástica del cuadro blanco. El lateral Juanjo corrió la banda derecha del Real Jaén la temporada 2010-2011 y cuajó una excelente campaña, en la que disputó más de 2.500 minutos. No marcó ningún gol y recibió seis tarjetas amarillas y se le recuerda por su tesón. Se despidió en la derrota del Jaén en Roquetas (2-1), la última jornada de esa Liga. Víctor Curto, por su parte, vistió la camiseta blanca la última campaña en Segunda División. Hizo seis tantos —ante el Murcia, precisamente, el Barçá B, el Numancia, el Zaragoza y el Recreativo de Huelva, por partida doble—. Por último, Armando jugó 92 minutos, ante el Villanovense, en la Liga 2014-2015.