Actualizado
domingo, 26 marzo 2017
20:36
h
URGENTE

La vida sobre dos ruedas

El jiennense Ángel Serrano lleva trece años en competiciones de motocross con excelentes resultados
Ver comentarios

No es un tópico afirmar que Ángel Serrano lleva toda su vida relacionado, de una forma u otra, con las dos ruedas, pese a que, apenas, haya alcanzado, recientemente, la mayoría de edad. El joven piloto de motocross jiennense recuerda con gran felicidad los fines de semana en que su padre lo llevaba, cuando empezaba a tener uso de razón, a Puente Tablas u otros lugares a ver pruebas de esta modalidad. Le regalaron una bicicleta, a los cuatro años, y ese fue el momento en que todo empezó: “Hacía mucha piruetas, saltaba y me volvía loco con ella. Veían que había algo ahí, y mi tío me regaló mi primera moto de 50 centímetros y así empezó la cosa, pues se me daba bastante bien”, reconoce Serrano.

El jiennense relata estos inicios con una ilusión sempiterna e innegociable, algo que no ha abandonado en sus más de 13 años de experiencias sobre la moto. Y es que, Serrano sabe que no existen quirófanos, hospitales horas baldías sin ocio que puedan quitarle las ganas por competir a este joven: “Es algo muy sacrificado. Mientras mis amigos se van de fiesta, yo me tengo que quedar en casa, porque a la mañana siguiente entreno o compito. Es por eso que es vital el apoyo de mi familia, mi novia y de mi amigo Juande”, asegura Serrano.

Aunque tenga decidido a ganarse la vida con el motocross, sabe que es bueno tener un “plan B” por si todo, por algún motivo, se tuerce. Es por eso que, en septiembre, empezará a estudiar las oposiciones a Guardia Civil. Por desgracia, el joven sabe, precisamente, lo que significa que las cosas se tuerzan. Ha atravesado un verdadero calvario de lesiones, en especial los últimos cinco años, que le obligaron a estar hospitalizado y ser intervenido. Pero, pese a todo, en la balanza vital los buenos momentos pesan más que los malos. Fue tercero de Andalucía en el Alevín, con tan solo nueve años —a los seis ya competía con una moto de 65 centímetros—, y fue campeón, posteriormente, de Andalucía Juvenil con una “85”. Actualmente, la temporada ha empezado fenomenal, con una victoria en Morón de la Frontera (Sevilla), y compite con una motocicleta 125 para el equipo Grupo Guerrero TM España. Su sueño es liderar el ámbito autonómico y el nacional, y estar arriba en el europeo. Seguro que si las lesiones respetan, el camino a la gloria no será una utopía.