Actualizado
martes, 13 noviembre 2018
21:49
h
URGENTE

Sin premio en Francia

Simón Cruz llega a cuartos de final en el Europeo de Parabádminton
Ver comentarios
|
07/11/2018
  • CONJUNTO. Gustavo López y Simón Criz, segundo y cuarto a la derecha, en la primera fila.
    CONJUNTO. Gustavo López y Simón Criz, segundo y cuarto a la derecha, en la primera fila.

La séptima medalla en un Europeo se le resistió a Simón Cruz. El jugador de Andújar llegó a cuartos de final en el torneo de parabádminton celebrado en Rodex (Francia) tanto en la modalidad individual y en la de dobles. Su imagen fue positiva y estuvo cerca de luchar por subir al podio en las categorías WH3 y SL3-SL4, ambas pruebas de discapacidad de pie. En el individual, el iliturgitano demostró un gran nivel en la fase de grupos, pero no consiguió el pleno de triunfos al ceder en un gran partido ante el ucraniano Chyrkov, a la postre medalla de plata, por el tanteo de 15-21 21-19 20-22. En octavos de final superó claramente a otro de los cabezas de serie, el belga Biesmans, por 21-13 21-8, pero en la lucha por la medalla ya en cuartos de final no pudo con el francés Mathieu Thomas con el que en un choque igualado fue derrotado por un doble 17-21. Misma situación se produjo en el dobles, donde junto al alemán Tim Haller, no superó los cuartos de final. En grupos a punto estuvieron de vencer a los máximos favoritos, los franceses Gailly y Thomas, ante los que cedieron por el resultado de 21-19 21-23 y 12-21. Como segundos de grupo, tras superar el resto de partidos, el sorteo le volvió a deparar a unos rivales de primer nivel, como los alemanes Pott-Wolter, posteriores campeones, con los que sucumbieron por 11-21 y 20-22 en un partido en el que mejoraron el rendimiento en el segundo set. Simón Cruz estaba feliz por el rendimiento ofrecido en tierras francesas. “He peleado todos los partidos y tanto en la competición individual como en la doble demostré competitividad, lo que me da esperanzas de rendir en los próximos torneos en los que participe”, destaca el jugador, agradecido por la experiencia vivida en Francia junto a sus compañeros y el cuadro técnico.

La delegación española obtuvo dos metales en Francia. Marcela Quinteros, en individual femenino WH2, y el joven Pablo Serrano en el dobles masculino SU5 junto con el ruso Chiviksin, lograron el bronce en un torneo caracterizado por la regularidad. Marcela Quinteros fue la gran referencia de la selección, que con su tercer puesto en la prueba en silla de ruedas, certificó su posición entre las mejores en el Europeo. Su buena actuación ya se presagiaba con el triple oro obtenido en el Dinamarca Open. Quinteros cumplió con las expectativas en la fase de grupos y la superó sin mayores complicaciones. Solo cedió ante la turca Seckin, que la superó por un doble 21-13. Como segunda de grupo pasó a cuartos de final, donde se jugó la medalla ante la francesa Emmanuelle Ott. Quinteros se mostró segura y venció por 21-13 y 21-13. En semifinales se volvió a cruzar en su camino Seckin, con la que perdió por 21-17 y 21-11. La segunda alegría de los Europeos llegó con el joven asturiano Pablo Serrano, que con solo 14 años, obtuvo el tercer puesto junto con el ruso Chiviksin. Es un deportista que tiene un futuro prometedor y que puede ser olímpico en los Juegos de 2024 en la ciudad de París.