Actualizado
martes, 25 abril 2017
18:02
h
URGENTE

El referéndum tendrá una pregunta “clara y binaria”

Puigdemont y Gabriel reconocen que hay “tensiones” abiertas sobre la consulta
Ver comentarios
|
16/02/2017

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la diputada de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, mostraron su compromiso con el referéndum a través de una “pregunta clara y una respuesta binaria”, aunque mantienen “tensiones” abiertas, como la de ponerse de acuerdo sobre si hay que preguntar por la creación de un Estado o una República.

“Seguramente nos discutiremos sobre si hay que hablar de Estado o República, es una de las tensiones que tendremos”, admitió Gabriel en una conversación con el presidente de la Generalitat, organizada por Momento Zero de “El Punt Avui”. Después de que ambos admitieran que mantuvieron una conversación sobre cuándo convocar el referéndum, la diputada anticapitalista también instó a Puigdemont a que el anuncio de la fecha sea “lo menos presidencialista posible para visualizar el gran acuerdo social y de país” que hay en favor del referéndum. Gabriel aseguró que no harán batalla de la fecha de la consulta, prevista como máximo en septiembre, si ven que se organiza en unos plazos “razonables”, pero sí precisó que debe situarse cuando los preparativos estén a punto y tener en cuenta los acontecimientos que se sucedan, en alusión a posibles inhabilitaciones. “Los catalanes esperan hechos, y no podemos tardar en demostrarlos porque el crédito internacional se puede agotar”, advirtió la diputada anticapitalista, que solo contempla la posibilidad de suspender el referéndum si se utilizara la fuerza militar en contra, al considerar que entonces ya no se trataría de una cita electoral libre.

Sin embargo, destacó que las respuestas ante los diferentes escenarios que puedan producirse deben acordarse con el Govern, además de apuntar que la Ley de transitoriedad jurídica que deberán aprobar “no puede ser una declaración unilateral de independencia de facto”. Sobre el aval internacional que pudiera tener la independencia de Cataluña, Puigdemont subrayó que ahora no piden el reconocimiento de ningún Estado porque Cataluña aún no es independiente, y que quien lo afirme dice “una trola”. Sí reconoció que buscan el “conocimiento” de la demanda de gran parte de la sociedad catalana de poder votar en un referéndum, y aseguró que desde que es presidente muchos cónsules y embajadores visitaron la Generalitat.

El secretario de Estado de Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez, dijo a este respecto que Puigdemont debería buscar “el acuerdo, la concordia y la normalidad democrática”