Actualizado
miércoles, 21 noviembre 2018
10:42
h
URGENTE

El Supremo decide que sean los clientes quienes paguen

Revoca la sentencia para que los bancos afronten el impuesto de hipotecas
Ver comentarios
|
07/11/2018
  • IMPUESTO DE HIPOTECAS. Carlos Lesmes Serrano, presidente del Tribunal Supremo.
    IMPUESTO DE HIPOTECAS. Carlos Lesmes Serrano, presidente del Tribunal Supremo.

El Pleno de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, totalmente fracturado —15 votos frente a 13— falló finalmente ayer martes que sean los clientes quienes asuman finalmente el pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados —impuesto sobre hipotecas—.

De este modo el alto tribunal corrige a la Sección que innovó la doctrina y vuelve a la jurisprudencia anterior, favorable a las entidades bancarias. La sentencia, junto con los votos particulares se conocerá en los próximos días.

Pese a las dieciséis horas de deliberaciones sobre este asunto, distribuidas en dos sesiones entre lunes y martes, los 28 magistrados que integraban este tribunal no consiguieron unificar un criterio unitario y evidenciaron la fuerte división que genera este asunto, ya que 15 de los jueces votaron a favor de que sea el prestatario el que abone el tributo frente a 13 que se posicionaron en contra.

Así, se desestimaron los tres recursos presentados por la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas-Vaciamadrid contra resoluciones anteriores del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que fallaron a favor de las entidades bancarias. Las tres sentencias que se conocieron a mediados de este mes también por recursos del Ayuntamiento de Rivas y que supusieron un giro en la doctrina son firmes, por lo que se dará la curiosa circunstancia que en una misma localidad los vecinos que se hipotecaron en unas promociones inmobiliarias pagaran el impuesto y otros podrán reclamar su devolución.

La celebración de este Pleno fue polémica desde su origen, puesto que las tres sentencias dictadas por seis magistrados de la Sección Segunda de esta Sala de lo Contencioso, que es la especialista en tributos, eran firmes. Por ello alguno magistrados del propio Supremo y también desde diversos ámbitos judiciales se cuestionó la decisión del presidente de la Sala, Luis María Díez-Picazo, de avocar a un cónclave de 28 magistrados otros tres recursos idénticos sobre este asunto interpuestos por el mismo recurrente.

El alboroto mediático y social que causó la decisión de Díez-Picazo obligó incluso al presidente del Supremo, Carlos Lesmes, a comparecer ante los medios de comunicación par pedir perdón por la gestión del asunto dada la importancia y repercusiones sociales y económicas de la decisión. También negó que hubiera recibido llamadas de entidades bancarias para forzar dicha revisión.

En la deliberación no estuvieron presentes tres de los magistrados de lo Contencioso del Supremo: el magistrado Rafael Fernández Valverde, que se encuentra de viaje; Segundo Menéndez, ocupado con asuntos relacionados con las elecciones autonómicas andaluzas, ya que es miembro de la Junta Electoral Central; y Octavio Herrero, que se apartó porque familiares suyos tienen una vivienda en Rivas-Vaciamadrid.

La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo notificó el pasado 18 de octubre la primera de las tres sentencias que supusieron un giro jurisprudencial al favorecer a los ciudadanos. En esta resolución, a la que siguieron dos en el mismo sentido, se destacó la necesidad de “corregir” la doctrina vigente pese a la “solidez de buena parte” de sus argumentos y se estableció que fuesen los bancos los que pagaran el impuesto.