Actualizado
miércoles, 21 noviembre 2018
10:42
h
URGENTE

Fiscalía pide 25 años de prisión para Junqueras por rebelión

El tribunal solicita también 17 para los “jordis” y Forcadell, y 11 para Trapero
Ver comentarios
|
03/11/2018

La Fiscalía solicita 25 años de prisión para el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, por un delito de rebelión agravada por malversación de caudales públicos por su presunta participación en el proceso independentista. Las penas que pide el Ministerio Público para los exconsellers y otros dirigentes procesados en la causa que juzgará en los próximos meses el Tribunal Supremo oscilan entre los 7 y los 17 años de cárcel. Justo el día en que se cumple un año desde que Oriol Junqueras ingresó en prisión provisional, la Fiscalía dio a conocer su escrito provisional de acusación, en el que detalla los hechos y los delitos que se atribuyen al exvicepresidente, que se enfrenta a la pena de prisión más alta de todos los acusados, ya que el delito de rebelión que consideran los fiscales que ha cometido se agrava por considerarle jefe o promotor del procés y por la malversación de caudales públicos.

Las siguientes penas más altas que solicita el Ministerio Público son para otros tres dirigentes independentistas: la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez y el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, todos ellos también en prisión provisional.

Para cada uno de ellos, los fiscales del “procés” —Javier Zaragoza, Consuelo Madrigal, Fidel Cadena y Jaime Moreno— piden 17 años de prisión y otros 17 de inhabilitación absoluta, ya que también consideran a Forcadell, Sánchez y Cuixart promotores o jefes del proceso independentista.

En cuanto a los exconsejeros que también están en prisión provisional, esto es, Joaquim Forn (Interior), Jordi Turull (Presidencia), Raül Romeva (Exteriores), Dolors Bassa (Trabajo) y Josep Rull (Territorio y Sostenibilidad), la Fiscalía también les acusa de rebelión, pero en su caso agravada por la malversación, y reclama para cada uno 16 años de cárcel y otros 16 de inhabilitación absoluta.

En otro nivel, el Ministerio Público sitúa a tres antiguos integrantes del Govern de Carles Puigdemont que, a su juicio, no cometieron rebelión, pero sí un delito de malversación y otro continuado de desobediencia grave, éste último por incumplir las resoluciones del Tribunal Constitucional declarando la ilegalidad del proceso de independencia. Así, Meritxell Borràs (Gobernación), Carles Mundó (Justicia) y Santi Vila (Empresa) se enfrentan a 7 años de prisión y otros 16 de inhabilitación absoluta. Pero no solo los exconsejeros están acusados en esta causa, ya que los miembros de la antigua Mesa del Parlament que dieron vía libre a la tramitación de las leyes de desconexión y a la votación de la declaración unilateral de independencia también se sentarán en el banquillo de los acusados.

Para Lluís Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet la Fiscalía pide 1 año y 8 meses de inhabilitación para el ejercicio de cargo público sólo por el delito de desobediencia al hacer caso omiso de las prohibiciones del Constitucional, al igual que para Mireia Boya, expresidenta del grupo parlamentario de la CUP. Para cada uno de ello también se solicita el pago de una multa de 30.000 euros.

Mientras tanto, la Audiencia Nacional será escenario de un proceso paralelo al del Supremo en el que se juzgará a los principales mandos y jefes políticos de los Mossos d’Esquadra, con el mayor Josep Lluís Trapero a la cabeza.

Junqueras no pedirá indulto

erc. El líder de ERC y exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, criticó el proceso judicial contra los dirigentes soberanistas y ha concluido: “Nos preparamos para una cárcel larga y para un juicio que no será justo”. Además, en una entrevista recogida por Europa Press lamentó que la instrucción hasta ahora ha sido política, y consideró: “A menudo cuesta discernir entre la posición de la ultraderecha de Vox y la Fiscalía”.

FORN LAMENTA LA ACUSACIÓN “DURA”

INTERIOR. El exconsejero de Interior de la Generalitat Joaquim Forn lamentó

la acusación “durísima” de la Fiscalía, que pide para él 16 años de prisión por un presunto delito de rebelión, y aseguró que demostrará en el juicio que no ha cometido ningún delito. En un apunte en Twitter recogido por Europa Press, Forn expresó: “Hoy, que hace un año que estoy en prisión, llega la acusación de la Fiscalía, durísima”.

Romeva apunta a una represalia

ideología. El exconseller Raül Romeva lamentó las penas de cárcel que ha pedido la Fiscalía General del Estado para él y otros dirigentes soberanistas: “Es una represalia hacia una ideología. Nos defenderemos como si fuera un juicio”. Lo dijo en un tuit recogido por Europa Press: “No renunciaremos a nuestros argumentos, ni renunciaremos nunca a nuestro compromiso político”, dijo tras conocer el fallo.

Homs piensa que es una Barbaridad

Afirmar. El exconseller Francesc Homs, que forma parte de la defensa de procesados en la causa por el proceso soberanista, consideró una “barbaridad” la petición de penas de Fiscalía y que se les atribuya un presunto delito de rebelión. En un tuit recordó la sentencia del Tribunal Constitucional 199/1987: “Por definición, la rebelión se realiza por un grupo que tiene el propósito de uso ilegítimo de armas de guerra o explosivos”.