Actualizado
lunes, 15 octubre 2018
17:42
h
URGENTE

JuntsxCat y ERC pactan la Mesa y negocian la investidura

Dialogan sobre la renuncia del acta de los exconsellers huidos en Bélgica
Ver comentarios
|
11/01/2018
  • NEGOCIACIÓN. El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en un acto de campaña.
    NEGOCIACIÓN. El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en un acto de campaña.

JuntsxCat y ERC pactaron acudir al pleno de constitución del Parlament del miércoles 17 de enero con el fin de sumar los votos necesarios para formar una Mesa con mayoría independentista, explicaron a Europa Press fuentes de los dos partidos.

El candidato de JuntsxCat, Carles Puigdemont, y la número dos de ERC, Marta Rovira, así lo acordaron en un encuentro en Bélgica, donde reside el expresidente de la Generalitat desde que el Parlament declaró la República a finales de octubre.

Este acuerdo pasa por que JuntsxCat, ERC y la CUP sumen sus votos para conseguir la Presidencia del Parlament, para que cuatro de los siete miembros de la Mesa sean independentistas, lo que les garantiza el control del órgano rector de la Cámara.

Fuentes republicanas explican que el acuerdo fue posible porque Puigdemont descartó bloquear el primer pleno de la legislatura promoviendo la ausencia de sus diputados —algo que ERC no quería—; pero añaden que aún hay que negociar la vía para la investidura del presidente —se debe hacer en un pleno posterior—.

Los tres grupos independentistas suman 70 diputados, dos por encima la mayoría absoluta de 68, por lo que, en condiciones normales, no tendrían ningún problema para conseguir cuatro de los siete miembros de la Mesa.

Sin embargo, 8 de los 70 diputados están en circunstancias excepcionales: tres en la cárcel y cinco en Bruselas, así que está en el aire su presencia en el pleno del día 17 y, por tanto, también la mayoría soberanista.

Para asegurar esta mayoría, a los independentistas les valdría con que los tres encarcelados obtuvieran el permiso para ir al pleno y que los cuatro exconsellers que están en Bélgica renunciaran al escaño —y fueran sustituidos por otros cuatro candidatos sin problemas con la justicia—.

En un principio se había anunciado que también había acuerdo para investir a Carles Puigdemont, pero ERC matizó luego que no está cerrado y que sigue estudiando si avala o no que el presidente cesado (JuntsxCat) sea investido a distancia. Puigdemont propone a ERC una investidura telemática por videoconferencia o bien una investidura delegada, algo que los republicanos nunca vieron claro, por lo que pidieron más tiempo para estudiar esta opción.

La novedad es que ERC trasladó a sus servicios jurídicos la propuesta de Puigdemont y que estudiará la “viabilidad” de una investidura a distancia. El pleno de constitución del Parlament será el el próximo día 17 de enero.

En concreto, la ley 13/2008, de 5 de noviembre, de la Presidencia de la Generalitat y del Gobierno señala en su artículo 3, relativo a la elección del presidente de la Generalitat: “El candidato o candidata propuesto presenta ante el Pleno su programa de gobierno y solicita la confianza de la Cámara. Después de un debate sobre el programa presentado, se procede a la votación”. Si es investido, “es nombrado por el Rey o reina a propuesta del presidente del Parlamento”.

Arrimadas: “El reglamento no se acuerda en Bélgica”

La líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, criticó el acuerdo de JuntsxCat y ERC para constituir el Parlament, porque “el cumplimiento del reglamento no se acuerda en Bélgica comiendo mejillones”.

“No se puede ser presidente de la Generalitat desde Bélgica, huido de la justicia y con graves cargos a tus espaldas, y menos hacer una investidura por Skype o por holograma”, sostuvo en rueda de prensa, y pidió sensatez para frenar una posible investidura telemática. Según Arrimadas, la vía telemática denigraría aún más la imagen de la cámara: “Ya está bien de seguir con el ridículo que proponen los independentistas, que quitan legitimidad al Parlament”. Celebró la decisión del expresidente de la Generalitat Artur Mas de dejar la presidencia del PDeCAT, destacando que “ya podría hacer tomado la decisión de dar este paso al lado hace muchos años”.

El PP recurrirá si se da una investidura telemática

La expresidenta del PP catalán y actual miembro de la Mesa del Congreso, Alicia Sánchez-Camacho, aseguró que no se puede producir una investidura telemática o vía Skype de Carles Puigdemont, ya que, según dijo, sería contraria a la Ley de Presidencia de la Generalitat y al propio reglamento del Parlamento catalán. Según afirmó, su partido recurrirá si se da ese paso.