Actualizado
domingo, 21 octubre 2018
16:04
h
URGENTE

Mallorca cura sus heridas

Al menos diez muertos y un niño desaparecido a causa de las fuertes lluvias
Ver comentarios
|
11/10/2018

Las diez víctimas mortales confirmadas en las inundaciones de Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca) son seis hombres y cuatro mujeres. La mayoría son españoles, excepto una pareja de británicos y una mujer holandesa.

Así lo indicó un portavoz de la Guardia Civil en declaraciones a los medios desde el puesto de mando instalado a la entrada al municipio de Sant Llorenç.

Todas las víctimas mortales de las inundaciones de ayer martes son personas de mediana o avanzada edad. Además, hay un niño de cinco años que continúa desaparecido. Su madre es una de las fallecidas. La mujer iba en un coche con sus dos hijos menores de edad en el momento en el que fueron alcanzados por la riada, y consiguió salvar a su otra hija.

La mayoría de los cuerpos aparecieron en el cauce del torrente y sus alrededores. El torrente discurre por varias localidades hasta su desembocadura.

Por otro lado, desde la Guardia Civil explicaron que el dispositivo de emergencias está peinando la zona de S’Illot con perros especializados en la búsqueda de personas. Según indicaron, es un trabajo complicado por el abundante barro y la presencia de escombros y restos de vehículos.

Por la noche, el dispositivo no pudo ser de la misma intensidad que durante el día, aunque continuaron las tareas de búsqueda.

En otra perspectiva, las fuerzas de seguridad piden comprensión ante las restricciones para acceder al municipio, puesto que numerosas personas quieren desplazarse para ayudar en Sant Llorenç. “No se puede abrir paso a todo el mundo”, apuntaron.

En este sentido, desde el dispositivo especial recalcaron que se puso a disposición de familiares un lugar en Manacor, donde se trasladan los cuerpos de las víctimas, para que sean atendidos por psicólogos y otro personal.

Hasta el lugar se desplazó ayer por la mañana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que que avanzó que hoy un Consejo de Ministros tramitará la declaración de zona catastrófica. El Govern decretó tres días de luto oficial.

El secretario general de Ciudadanos (Cs), José Manuel Villegas, también se desplazó en la tarde de ayer miércoles al municipio mallorquín de Sant Llorenç des Cardassar para trasladar su “apoyo y solidaridad con todos los afectados” por las graves inundaciones del pasado martes, que dejaron al menos diez víctimas mortales.

Villegas aseguró que “toda España está detrás de los afectados” y valoró que “la sociedad civil se está volcando con este drama”.

Además, el secretario general de C´s aplaudió la labor de los servicios de emergencias que “están trabajando para salvar vidas e intentar normalizar la situación”.

Villegas visitó el puesto de mando habilitado en la entrada de Sant Llorenç acompañado del portavoz de Cs Baleares en el Parlament, Xavier Pericay, y el secretario autonómico de relaciones institucionales del partido.

Las muestras de solidaridad hacia las víctimas se multiplicaron en la tarde de ayer. Numerosas personas se agolparon a la entrada del municipio para intentar ayudar y tanto empresas como personaje públicos ofrecieron sus instalaciones para los afectados.

La cadena Meliá Hotels International ofreció ayer miércoles los hoteles Sol Cala Antena, Sol Calas de Mallorca y Sol Mirador de Calas, todos ellos en Calas de Mallorca, para alojar temporalmente a los damnificados por las inundaciones en la isla. Según informó en un comunicado la cadena hotelera, estos establecimientos cuentan con habitaciones individuales, dobles y para familias.

Rafa Nadal también quiso ayudar a sus paisanos y puso a disposición de todas las personas que lo necesiten las instalaciones de su academia de tenis. El manacorí se sumó a los trabajos de limpieza tras las inundaciones producidas ayer miércoles en el Levante de la isla de Mallorca, que afectan sobre todo a la población de Sant Llorenç des Cardassar, y que han causado 10 víctimas mortales. Nadal, que estuvo acompañado de su fisioterapeuta Rafael Maymó, ayudó a la retirada de escombros y barro en diversas viviendas afectadas y también estuvo hablando y dando ánimos a los vecinos de la zona. El número uno del mundo del tenis mostró su disposición absoluta.

Cuatro carreteras quedaron cerradas durante toda la noche a causa de la inundaciones, según informó el Departamento de Territorio e Infraestructuras del Consell de Mallorca informó.