Actualizado
sábado, 26 mayo 2018
11:42
h
URGENTE

Sànchez reprocha al juez Llarena su falta de objetividad

Junqueras y “los Jordis” dicen que se está persiguiendo el independentismo
Ver comentarios
|
17/04/2018
  • COMPARECENCIA. La Policía traslada al Supremo a Jordi Sánchez, Junqueras y Jordi Cuixart.
    COMPARECENCIA. La Policía traslada al Supremo a Jordi Sánchez, Junqueras y Jordi Cuixart.

El expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y último candidato a presidir a la Generalitat, Jordi Sànchez, empleó su comparecencia ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que le citó para comunicarle su procesamiento por rebelión, para reprochar al instructor su falta de objetividad en la redacción de su último auto, en el que éste utilizaría el término “sufrimos” al hablar de las consecuencias del “procés”: “No se puede ser juez y víctima”.

A lo largo de este trámite procesal, que se extendió alrededor de una hora, Sànchez contestó únicamente a su abogado defensor para extenderse en sus reproches y según fuentes jurídicas presentes en la declaración indagatoria manifestaría las dudas sobre la falta de imparcialidad mirando fijamente a los ojos del magistrado, para acusarle directamente de no actuar con independencia. Al finalizar su intervención, Llarena le contestó que con respecto a estos temores su defensa puede recurrir ante la Sala de Apelaciones del alto tribunal, como ya hizo.

Sànchez también manifestó que considera que la causa abierta en el Supremo no es una causa individual contra determinadas personas sino una causa general contra una colectividad, la independentista. Así lo explicaron el abogado del “número dos” de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Pina, y las defensas del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que también comparecieron ante el juez que investiga el “procés”, dijeron a los medios de comunicación al término de las declaraciones.

Según destacaron, los tres procesados por rebelión, y en el caso de Junqueras también por malversación de fondos públicos, tacharon este procedimiento de ser una “causa política”, señaló el abogado del exvicepresidente catalán, Andreu Van den Eynden.

Fue Sànchez quien precisó que se están vulnerando los derechos políticos, como es su caso. El juez Llarena no sólo desestimó todas peticiones planteadas por su defensa para poder participar en campaña electoral o ir a la sesión de constitución del Parlament; así como su puesta en libertad; sino que tampoco le permitió acudir a la sesión de investidura en las dos ocasiones que fue candidato a presidir la Generalitat. El ex líder de ANC interpuso una queja ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas pidiendo que le ampare con respecto a garantizar sus derechos políticos y así se lo comunicó al juez en su último escrito pidiendo poder participar en la última sesión de investidura convocada para el pasado viernes.

Junqueras ratifica “no utilizar dinero público”

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras manifestó ante el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena que “no se ha dedicado un solo euro del presupuesto al proceso” soberanista en Cataluña, según manifestaron fuentes presentes en la declaración indagatoria que se celebró. Junqueras fue el primero en comparecer y durante unos 40 minutos ante el magistrado del alto tribunal, que le citó para comunicarle su procesamiento por los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos. Únicamente contestó a preguntas de su abogado defensor, para insistir en que todo fue “pacífico”, rechazando responder al resto de abogados, a la Fiscalía ni a la acusación popular representada por Vox. “Creo en la dignidad humana, en el pacifismo y en la convivencia”, añadió, para reiterar que no cree que sea delito la convocatoria de un referéndum, según las mismas fuentes. Seguidamente, Llarena comenzó a realizar el mismo trámite con el que fuera candidato a presidir la Generalitat.

Trapero niega estar al servicio del “procés”

El exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero recurrió el auto de procesamiento de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela por los presuntos delitos de sedición y organización criminal y desveló que el día de la proclamación de la independencia de Cataluña en el Parlament se puso a disposición del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). En su recurso, al que tuvo acceso Europa Press, la abogada de Trapero, Olga Tubau, resalta un correo electrónico enviado al presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, y al entonces fiscal superior de Cataluña José María Romero de Tejada, el 27 de octubre tras proclamarse la independencia, en el que Trapero se ponía a su disposición “con el fin de dar cumplimiento a los órdenes que se pudieran derivar en relación con esos hechos”. Fueron dos escritos en los que Trapero exponía que el cuerpo de los Mossos d’Esquadra se ponía a disposición tanto del TSJC como de la Fiscalía Superior.