Actualizado
jueves, 22 junio 2017
20:35
h
URGENTE

“Txapote” disfrutará de su primer permiso

El juez de Vigilancia Penitenciaria lo autoriza para que atienda a su padre enfermo durante unas horas
Ver comentarios
|
30/03/2017
  • ETARRA. Francisco Javier García Gaztelu, alías “Txapote”.
    ETARRA. Francisco Javier García Gaztelu, alías “Txapote”.

El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional concedió un primer permiso penitenciario “extraordinario” al que fuera jefe militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu, alias “Txapote”, para que atienda durante unas horas a su padre, debido a la “dificultad de movilidad” por su avanzada edad.

El permiso extraordinario se ha adoptado de acuerdo con el informe del Instituto de Medicina Legal a pesar de contar con el rechazo inicial de la Junta de Tratamiento.

“Txapote” será trasladado desde la prisión en Huelva a otra del País Vasco, según precisaron a Europa Press fuentes penitenciarias, para, durante unas horas, visitar a su octogenario padre custodiado en todo momento por agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado. El jefe etarra acumula centenares de años en condenas de prisión por sus crímenes, entre ellos el secuestro y asesinato del concejal del PP en Ermua, Miguel Ángel Blanco, y los asesinatos de los concejales “populares” Gregorio Ordóñez y José Ignacio Iruretagoyena.

También por el asesinato del socialista Fernando Múgica y por ordenar el de Fernando Buesa, así como el escolta de este, Jorge Díez; del periodista José Luis López de Lacalle, y por participar en los del jefe antiterrorista de San Sebastián Enrique Nieto, del policía municipal Alfonso Morcillo y de los guardias civiles Irene Fernández Perera y José Ángel de Jesús Encinas en Sallent de Gállego (Huesca). “Txapote” fue detenido en la localidad francesa de Anglet en 2001, dos años después de haber “heredado” de Javier Arizcuren Ruiz, “Kantauri”, el aparato militar de la banda. Antes de eso había formado parte del “comando Donosti” en el que ordenó o participó en una docena de asesinatos.

El terrorista cumplirá un máximo de 30 años de cárcel, y no 40, en virtud de una decisión del Tribunal Supremo que sentenció que los delitos por los que fue juzgado y condenado se produjeron antes de la reforma penal que elevó el tiempo máximo en prisión para los terroristas en 2003. Durante su estancia en prisión, él y su pareja, la también etarra Irantzu Gallastegui Sodupe, “Amaia”, fueron padres de dos hijos.

Mientras tanto, el Partido Popular del País Vasco organiza un acto alternativo al de “la rendición” de ETA con “la sociedad civil que dijo no” a la banda. Quiere que se visualice “a quienes pretenden ensalzar la rendición” de ETA en Bayona frente a quienes defienden “un relato veraz” en Euskadi.