Actualizado
domingo, 15 julio 2018
20:52
h
URGENTE

Un diálogo “sin condiciones”

Torra y Puigdemont piden a Rajoy que se fije “día y hora” para la conversación
Ver comentarios
|
16/05/2018
  • RUEDA DE PRENSA. El nuevo presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, viajó hasta Berlín para reunirse y comparecer ante los medios de comunicación junto a su predecesor cesado y fugado de la justicia española, Carles Puigdemont.
    RUEDA DE PRENSA. El nuevo presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, viajó hasta Berlín para reunirse y comparecer ante los medios de comunicación junto a su predecesor cesado y fugado de la justicia española, Carles Puigdemont.

El presidente electo de la Generalitat, Quim Torra, y el expresidente Carles Puigdemont instaron al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que fije “día y hora” para iniciar un diálogo sin condiciones previas, y a que “cese” el artículo 155 y el “control de las finanzas catalanas”. “Mi primer objetivo en este nuevo Gobierno catalán es ofrecer dialogo al Gobierno español. Presidente Rajoy fije una hora y un lugar”, dijo Torra en una conferencia de prensa en presencia de más de medio centenar de medios nacionales e internacionales. “La primera cosa que haré será escribir una carta al presidente Rajoy pidiéndolo”, añadió.

Además, Torra subrayó que el artículo 155 “debe concluir”. Acabar con la suspensión del autogobierno es otra de las prioridades que tendrá el Gobierno de Torra, según ha expuesto el propio presidente. Sus reivindicaciones, sin embargo, no quedan ahí. “La aplicación del artículo 155 no es el principio de la suspensión de la autonomía catalana, sino la conclusión”, manifestó Torra. “No es suficiente dejar la intervención del 155, si el Gobierno catalán no tiene control sobre sus propia Hacienda, esto es intervención por otros medios, lo que no respeta el deseo del pueblo catalán”, según el recién elegido presidente. “Si no tienes el control de tu sistema financiero, no eres autónomo para nada”, agregó Quim Torra.

Según explicó Torra en inglés, en un comunicado leído antes de exponerse a las preguntas de los periodista, “la suspensión del autogobierno empezó hace mucho tiempo, a cámara lenta, con la recentralización después del golpe de Estado de 1981, seguido por la decisión del Tribunal Constitucional de 2010 contra el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña”.

Puigdemont también intervino ante los medios después de que Torra recordara que desde su Govern hará cuanto se pueda por devolver al huido de la justicia al Palacio de la Generalitat de Cataluña. “No vamos a cesar en nuestros esfuerzos de investir a Puigdemont como presidente de la Generalitat”, indicó Torra. “Para nosotros, el principio de restitución es básico. Y pasa por la restitución del presidente Puigdemont”, abundó Torra, antes de abrir la puerta de su Govern a los consejeros cesados. “Como entendemos que el Gobierno fue ilícitamente cesado, todos los consejeros que, por supuesto, quieran reincorporarse al Gobierno, tienen todo el derecho a hacerlo”, apuntó. “Queremos que la legitimidad del presidente Puigdemont converja con la oficialidad de su nombramiento en el presidente Cataluña como presidente de la Generalitat. Queremos que pase lo antes posible”, según el presidente.

El propio Puigdemont también reivindicó el diálogo con el Gobierno español y pidió “actuar con sentido de la responsabilidad”. “Espero que Rajoy y los partidos que apoyan el 155 acepten la oferta de hablar”, indicó. Preguntados si el Govern también se ocupará de los españoles no independentistas, tanto Torra como Puigdemont quisieron dejar claro que el nuevo ejecutivo hará políticas para todos.

Un 155 sin elecciones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró que “nadie” quiere aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución en Cataluña pero advirtió que, si hay que ponerlo en marcha otra vez porque se cometen ilegalidades y se mantiene el desafío independentista, tendrá una naturaleza distinta y no incluirá la convocatoria de elecciones, según informaron fuentes “populares”. Así lo manifestó Rajoy ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP que reúne a la plana mayor del partido en su intervención a puerta cerrada tras verse en el Palacio de la Moncloa con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, con el que acordó actuar ante cualquier ilegalidad que promueva el nuevo presidente catalán.