Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
11:09
h
URGENTE

Cántico renovado a la patrona

Una procesión llena de vítores a la Virgen de la Asunción recorre el pueblo

Fue una procesión medida en el tiempo, con amplio recorrido por las principales calles de Garcíez, y con paradas intermitentes para glosarle todo el fervor y la devoción a la Virgen de la Asunción de Garcíez, en plena Sierra Mágina. La Patrona, portada por mujeres exclusivamente y con un capataz al frente, José Miguel Soriano, recibió el cariño de sus fieles en toda la estación de gloria por las fiestas de agosto. Salió de la Iglesia al filo de las nueve de la noche, tras la misa, y se encerró sobre las diez y media. Fue mecida, portada en volandas, a paso firme y suave, a la par, levantada con fuerzas que manaban del alma de las mujeres costaleras y con el aliento de todos los presentes, gentes de todas las edades, amén de emigrantes que vuelven al pueblo dos veces al año, en agosto y también en San Marcos cuando sale a la calle el Santísimo Cristo de las Injurias. Una entrada triunfal a los sones del himno de España tocado por la banda ponía fin al encuentro anual con la Virgen de la Asunción, para después dar paso la verbena en la plaza de Garcíez, una entidad local autónoma con solera y raigambre en toda Jaén.

Concepción Martínez Ogállar, Rosa María Medina López, Leonor Martínez Viedma, Sebastiana Quesada Claret han sido este año las hermanas mayores y dejaron impronta de su trabajo con una Virgen adornada sobriamente con motivos florales, pero dejando lucir toda su figura, majestuosa por las calles del pueblo. La comitiva oficial la completaban este 15 de agosto el cura párroco, Juan Guerrero, junto con el alcalde David Prieto y el concejal Luis López, así como la proclamada reina de las fiestas, Ana María Rodríguez Martínez. Satisfacción plena por cómo se desarrolló todo el programa religioso en torno a la Patrona y, también, el lúdico y festivo con la salida ayer, por ultima vez, de los gigantes y cabezudos por las calles.