Actualizado
lunes, 22 octubre 2018
10:32
h
URGENTE

Un deporte autóctono que traspasa fronteras

Federación Andaluza de Bolos
Ver comentarios

Los bolos serranos son un deporte antiquísimo que nace de un juego medieval llamado “birles”. Pero lo que destaca, sin duda, de esta disciplina es la tradición cultural que atesora. Mantenida viva en las montañas del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, la Federación Andaluza de Bolos fue fundamental, junto al resto de administraciones, para proteger y convertir este juego en un deporte autóctono de Jaén. Esta disciplina también tiene cantera, ya que gracias a la Escuela de Bolo Andaluz se llega a los más pequeños de una gran cantidad de municipios de la provincia. El presidente de la Federación, José Miguel Nieto, subió al escenario de teatro Martínez Montañés acompañado de los miembros de su junta directiva, a los que él tiene por su “gran familia” junto al resto de clubes que forman parte de la federación. En un emotivo discurso en el que reivindicó esta antigua tradición y el trabajo de la entidad por su conservación, quiso dedicar el Premio Jaén Única Tradición Singular a “todos aquellos que formaban parte de esta familia y que ya no están con nosotros, así como de los que se fueron demasiado pronto como es el caso del joven Adrián Castillo, cuya madre nos acompaña aquí esta noche”. El responsable también agradeció el que es el primer galardón de esta Federación en el ámbito provincial a Diario JAÉN por animarles a continuar con su difícil labor de mantener un deporte que ya estuvo a punto de desaparecer hace tiempo.