Actualizado
martes, 22 mayo 2018
20:39
h
URGENTE

“Mi madre, mi mujer y mi padre, que me ve desde el cielo, son los pilares que me han ayudado a cumplir todos mis sueños ”

PREMIO A LA TRAYECTORIA DEPORTIVA
Ver comentarios

José Antonio González Beltrán, más conocido como “Aouita” tanto por sus paisanos linarenses como por el resto del mundo, recibe el Premio Reino de Jaén-Comarca Norte, algo que, en sus palabras, “no se esperaba”. “No hago el atletismo por recibir reconocimientos, aunque son bienvenidos”, asegura un deportista muy entregado al atletismo desde que era un niño, aunque no lo ha tenido nada fácil. “Los médicos me detectaron la polio con dos años, una enfermedad que me afectó a la pierna y brazo izquierdos”, confiesa “Aouita” acerca de lo que le produjo un impedimento para andar. “Además, por esas fechas falleció mi padre; mi madre se quedó viuda embarazada, conmigo y con mi hermana”, afirma González con orgullo sobre una mujer, su madre, que ha luchado sin descanso para que él volviera a andar. “Estuve en una silla de ruedas hasta los ocho años, mi madre luchó mucho por mi enfermedad y me llevó a Granada y Jaén, donde me operaron”, dice.

“Cuando pude andar estuve dos años rehabilitándome en Jaén y los médicos le recomendaron a mi madre que hiciera deporte”, comenta González sobre el motivo que le llevó a conocer el mundo del atletismo, algo que le apasiona y le ha traído muchas alegrías. Además, el deportista recuerda, como si fuera ayer, la primera vez que entró a la pista de atletismo Mariano de la Paz, en Linares, allá por los 80. “Estaba recién construida y me acuerdo que, poco a poco, daba cada día corría más y daba más vueltas a la pista”, revive “Aouita”, que, además, desvela que el hecho de ver a los atletas en televisión despertó en su corazón el sueño de participar en los juegos paralímpicos. “He estado luchando por eso y, al final, conseguí estar en los de Sidney en el año 2000”, afirma González con la emoción de revivir lo que supuso la consecución de un sueño.

El currículum de este deportista, que él mismo define como largo, consta de un total de 15 medallas internacionales, que consiguió en campeonatos de Europa y el mundo. Además, tiene un diploma olímpico y fue subcampeón de atletismo en Budapest y de 800 metros a nivel europeo. Por otro lado, destaca que hace una semana consiguió su título número 68 como campeón de España de campo a través. En definitiva, un largo palmares que no ha cambiado ni un ápice el carácter humilde de “Aouita”.

“Tengo una espina clavada, quiero conseguir una medalla paralímpica y dedicársela a mi padre”, destaca González a la vez que entona un discurso de superación. “Que nadie te diga nunca que no puedes hacer algo”, dice. “Mi madre, mi mujer y mi padre, que me ve desde el cielo, son los tres pilares de mi vida”, comenta el atleta que, al mismo tiempo, reconoce la ilusión por recibir el Premio Reino de Jaén-Comarca Norte.