Actualizado
miércoles, 18 octubre 2017
20:32
h
URGENTE

“Enseñó a dar un paso al frente, a luchar por la libertad”

Ver comentarios
|
23/07/2017
 Por su familia
Por su familia

Te has ido, pero tu luz seguirá brillando con fuerza entre todos los que te queríamos y te querremos siempre. Una vida de sacrificio, trabajo y mucho amor a los tuyos. Todo eso es lo que nos dejas. Un hombre marcado por unos ideales que te acompañaron siempre y que abanderaste con orgullo, y ahora lo hacemos toda tu familia. Un valiente, sí, un valiente en toda regla en unos años en los que serlo costaba muy caro, pero tú nunca te doblegaste, porque sí, eras comunista, de los que sienten unas ideas y las llevan con ellos hasta el fin de sus días.

En tu pueblo fuiste un pionero, un ejemplo para jóvenes y no tan jóvenes a los que enseñaste a dar un paso al frente, a luchar por la libertad y los derechos de todos. Ayudaste a fundar la sede del partido al que siempre fuiste fiel en un pueblecito pequeño donde no era nada fácil, pero que ahora te llora y te agradece este gran acto, que supuso un gran paso para el municipio de Canena. Siempre fiel a tus pensamientos, no te doblegaste nunca y esas ideas son de las que ahora presumen tus hijos y nietos. Un trabajador de verdad, de los de martillo y hoz, de los que tanto se necesitaron en su día, y se necesitan ahora. Estamos seguros de que tu legado y tu lucha no será en vano y los que ahora te despiden, seguirán luchando por lo que un día tú junto a otros valientes comenzaste.

Te tocó una España injusta, una España gris que nos ayudaste a pintar de colores y por lo que siempre tu gente, tu pueblo, te estará agradecido.

Otra gran obra es tu familia, siempre incansable si se trataba de luchar por ella, dejaste unos hijos que ahora llevan con orgullo el nombre de su padre, y unos nietos que siempre te tendrán el gran cariño y amor que te mereces.

Al lado de otra luchadora, tu mujer, de la que te llevas gran parte de su corazón, y con la que formaste una “camarilla” que nunca dejará de luchar, como tú bien te encargaste de enseñarles. Siempre estarás en el corazón de tu pueblo y de tantos que te quisieron y te admiraron, pero, sobre todo, en el de tu familia.

Descanse en paz.