Actualizado
jueves, 27 abril 2017
23:49
h
URGENTE

Con rumbo a estrasburgo

Alumnos del Sierra Mágina reflexionan sobre el matrimonio, la familia y la discriminación en “Love is love” y “Fuera etiquetas”
Ver comentarios
|
18/04/2017
  • EXPERIENCIA. Alumnos de Bachillerato del Instituto Sierra Mágina han rodado dos cortometrajes para participar en el concurso Euroscola 2017, sobre los derechos fundamentales en Europa.
    EXPERIENCIA. Alumnos de Bachillerato del Instituto Sierra Mágina han rodado dos cortometrajes para participar en el concurso Euroscola 2017, sobre los derechos fundamentales en Europa.

Los derechos fundamentales en Europa a través del cine y desde la perspectiva juvenil. Dos grupos de alumnos de primero de Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales del Instituto de Enseñanza Secundaria Sierra Mágina, junto a su profesora de Economía, Ana Belén Fuentes Martínez, y la colaboración de algunos padres, como Fernando Vico, han trabajado en las últimas semanas en dos cortometrajes con los que van a participar en el concurso Euroscola 2017 que organiza la Oficina de Información del Parlamento Europeo en España, en colaboración con la Representación en España de la Comisión Europea y la Secretaría de Estado para la Unión Europea.

Los vídeos se titulan “Love is love” y “Fuera etiquetas”. Ambos giran alrededor de dos derechos que forman parte de la carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea, el primero sobre el artículo 9, Derecho a contraer matrimonio y derecho a fundar una familia, y el segundo, sobre el artículo 21 de No discriminación.

La profesora que ha promovido esta actividad junto a los alumnos explica que las clases querían realizar un viaje, descubrieron este concurso cuyo premio es un viaje a Estrasburgo para participar en el programa Euroscola y se animaron a participar. Han sido los propios estudiantes los que han elegido el derecho en el que iban a trabajar, han escrito el guion y han trabajado en los vídeos, incluyendo detalles de mucha calidad, como la música original de Paula García. El primer vídeo trata de dos chicos que se enamoran y quieren formar una familia y el segundo, de una chica que quiere jugar al fútbol en un equipo masculino pero no la dejan.

Los objetivos de este concurso son fomentar el uso de internet y las nuevas tecnologías como herramientas educativas y acercar la Unión Europea a los jóvenes, mejorando sus conocimientos y fomentando su implicación en la construcción de Europa. El fallo del jurado se conocerá el próximo 9 de mayo y, entre los criterios de valoración, se encuentran la creatividad del vídeo, los conocimientos que demuestre el equipo sobre el tema del concurso, la calidad técnica y artística del cortometraje, el mensaje que transmita el vídeo o la difusión de su proyecto a través de diversos canales.