Actualizado
sábado, 15 diciembre 2018
11:37
h
URGENTE

57 heridos por los “chalecos”

El Gobierno no declara el estado de emergencia ante las sucesivas protestas
Ver comentarios
|
03/12/2018
  • EN LLAMAS. Imagen de un coche ardiendo en París durante las protestas de los chalecos amarillos.
    EN LLAMAS. Imagen de un coche ardiendo en París durante las protestas de los chalecos amarillos.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, descarta por el momento la posibilidad de declarar un estado de emergencia ante los disturbios del sábado en París, los más graves en más de una década, según confirmaron fuentes del Elíseo.

Macron, el primer ministro, Édouard Phillipe y el ministro del Interior, Christophe Castaner, si que discutieron formas de adaptar a las fuerzas policiales a esta clase de escenarios, después de que imágenes publicadas por los medios franceses revelaran que, en algunos momentos, las fuerzas antidisturbios se vieron claramente superadas por los manifestantes.

Los tres ministros discutieron también la manera de iniciar un diálogo con un movimiento de protesta que, hasta el momento, no tiene una estructura o liderazgo real. Castaner explicó el sábado que las autoridades habían implementado todas las medidas de seguridad para prevenir la violencia, pero que se habían enfrentado a grupos extremadamente violentos, organizados y determinados. Sin embargo, también reconoció que el Gobierno había cometido un error en la forma en que comunicó sus planes para alejarse de la dependencia del petróleo, la política que llevó a un aumento de los impuestos sobre el combustible, y que originó las actuales protestas.

Al menos 57 personas, incluidos 48 policías, resultaron heridas este fin de semana durante la manifestación de “chalecos amarillos” en Toulouse, según han confirmado fuentes policiales a Le Figaro.

De los 48 policías heridos, cinco fueron hospitalizados. Salieron del hospital con una “baja laboral de entre uno a 10 días”, según la declaración. “Más de 100 manifestantes participaron en choques con los agentes del orden, que actuaron con gran profesionalidad”, comunicó la prefectura.

En concreto, en la jornada de movilizaciones del sábado, la más violenta hasta la fecha, resultaron heridas solo en París 133 personas y se contabilizaron 412 detenidos, de los cuales 378 siguen todavía en dependencias policiales. Asimismo, un conductor falleció en la noche del sábado al domingo en Arles, en el sur de Francia, tras una colisión durante un corte de vía.