Actualizado
viernes, 15 diciembre 2017
19:23
h
URGENTE

Abaten a disparos al autor del tiroteo de los congresistas

Dos muertos y varios heridos en un altercado en un edificio de San Francisco
Ver comentarios
|
15/06/2017
  • VIRGINA. Los agentes de Policía recogen pruebas de las escena del crimen.
    VIRGINA. Los agentes de Policía recogen pruebas de las escena del crimen.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que el autor del tiroteo contra un grupo de congresistas republicanos en un campo de béisbol de la localidad de Alexandria, en Virginia, muy cerca de Washington, murió a causa de las heridas sufridas al ser abatido por la Policía. “El asaltante falleció por sus heridas”, dijo el Presidente en una comparecencia en la Casa Blanca.

Trump alabó la actuación de la Policía. “Si no fuera por los dos agentes que le abatieron durante este brutal asalto, muchos otros podrían haber muerto”, informó haciendo referencia al estado de salud de Steve Scalise, coordinador de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes que fue alcanzando por una vala en la cadera y ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente. Por el momento se encuentra estable en el hospital.

“Es un amigo, un muy buen amigo, un patriota y un luchador que se recuperará”, ha confiado el magnate neoyorquino, que reveló que habló con su familia y lpara ofrecerle apoyo absoluto por parte del Gobierno federal. “Steve, quiero que sepas que no solo tienes a toda la ciudad, sino a todo el país y, francamente, a todo el mundo contigo”, enfatizó.

Por otra parte, hay al menos dos personas muertas y varias heridas a causa del tiroteo producido en un edificio de la empresa de correos UPS en San Francisco, según informó el subcomisario de la Policía local, Mikail Alí.

“Estaba trabajando y de repente oí disparos. Miré por la ventana y vi a gente salir corriendo muy del edificio. Estaban heridos”, relató Antonio Salic, un testigo.

Otras fuentes sañalaron que varias personas subieron al tejado del edificio con las manos en alto para mostrar a los agentes de Policía que no iban armados.